Gran despliegue de la Guardia Civil en la Sierra de Cádiz

Detenidos los autores de los disparos que hirieron a varios guardias civiles en el Coto de Bornos

  • La Guardia Civil lleva a cabo desde primeras horas de esta mañana un operativo en la zona de Bornos, Arcos y Villamartín

Uno de los detenidos a su llegada al cuartel de la Guardia Civil de Arcos. Uno de los detenidos a su llegada al cuartel de la Guardia Civil de Arcos.

Uno de los detenidos a su llegada al cuartel de la Guardia Civil de Arcos. / Ramón Aguilar

La Guardia Civil de Cádiz está desarrollando desde esta madrugada un operativo en las localidades de Bornos, Arcos y Villamartín. La actuación se enmarca en la explotación de la operación denominada Tharak, contra una organización criminal entre los que se encontrarían los autores materiales de los disparos que el pasado mes de septiembre hirieron a 3 agentes que realizaban un reconocimiento para la localización de una plantación de marihuana cerca del Coto de Bornos.

Se han realizado por el momento 8 registros domiciliarios en estas localidades de la Sierra de Cádiz y se han detenido a 10 personas, que se sumarían a la detención practicada ya en el mes de septiembre.

En atención a la peligrosidad de los integrantes de esta organización criminal, se han desplazado hasta la zona dos equipos tácticos de la Unidad Especial de Intervención, UEI, venidos desde su base en Valdemoro, en Madrid, para reforzar a los integrantes de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, Grupo Rural de Seguridad 1 y 3 y del Grupo de Acción Rápida GAR, que se encuentran desplegados en la zona.

A los integrantes de esta organización criminal se les imputan tres delitos de homicidio en grado de tentativa, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, atentado contra agente de la autoridad y pertenencia a organización criminal.

Así fue la operación antidroga en el Coto de Bornos

Así se desarrolló la operación antidroga de la Guardia Civil en el Coto de Bornos

A comienzos del pasado mes de septiembre, varios agentes de la Guardia Civil realizaban labores de reconocimiento de una zona cercana al pantano de Bornos al objeto de localizar plantaciones de marihuana en la Sierra de Cádiz tras tener conocimiento que en la zona conocida como El Tarajal pudieran estar realizándose cultivos de esa droga al aire libre.

Al localizarlas, se vieron sorprendidos por dos individuos que se encontraban ocultos en las plantaciones, posiblemente realizando labores de vigilancia. Estas personas abrieron fuego contra los agentes, a pesar de que se habían identificado previamente, dejando a tres guardias civiles heridos de diversa consideración, aunque en ningún momento se temió por sus vidas.

Tras el tiroteo, se estableció un dispositivo para la localización de los autores de la agresión, dando como resultado la detención de un ciudadano español al que se le atribuye la presunta comisión de los delitos de homicidio en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas, atentado contra agentes de la autoridad y cultivo de marihuana. También lograron identificar a otro de los presuntos autores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios