Diario Cofrade

La imagen del Nazareno de la Obediencia se despide este sábado de La Merced

  • A las 19:00 horas, se celebrará una misa y un besamanos antes del traslado al taller del imaginero Luis González Rey

La imagen del Nazareno de la Obediencia en unos cultos en La Merced. La imagen del Nazareno de la Obediencia en unos cultos en La Merced.

La imagen del Nazareno de la Obediencia en unos cultos en La Merced. / Lourdes de Vicente

La imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Obediencia que se encuentra en la parroquia de La Merced será restaurada por Luis González Rey. Antes de ser trasladada al taller del imaginero gaditano, esta tarde se celebrará a las 19:00 horas una misa de despedida y un besamanos a la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Obediencia en la parroquia de La Merced. La misa será oficiada por el director espiritual de la archicofradía de La Merced y párroco del templo, Balbino Reguera.

Según informan desde la hermandad, la intervención consistirá en la talla de un cuerpo nuevo completo, incluyendo un juego de manos y brazos articulados proporcionados al cuerpo. Sobre éste se montará la actual cabeza del Señor.

Esta restauración cuenta con la debida autorización de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, otorgada el pasado 17 de diciembre de 2018, y fue previamente acordada por el cabildo de la archicofradía celebrado el 28 de junio del pasado año. En el mismo cabildo, se aprobó que, tras la intervención, prosigan los trámites necesarios para que la archicofradía, a través de su devota sección de penitencia, procesione en la Semana Santa.

Para poder llevar a cabo esta intervención, la hermandad cuenta con la ayuda de la Fundación Cajasol, con la que ha firmado un convenio de colaboración por el que la Fundación se hace cargo del importe íntegro de dicha intervención.

La archicofradía de La Merced, fundada en Cádiz en 1776, tiene incorporado en su título desde el año 2015 a Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Obediencia. La imagen de Nuestro Señor, a la que se tiene una gran devoción en el barrio, llegó a la parroquia a mediados del siglo XX, fruto de la donación por parte de una devota que conservaba la imagen. El entonces párroco, José Sánchez Ortega, encomendó a la archicofradía su cuidado y la organización de cultos, lo que ha venido celebrando desde entonces mediante un triduo en cada cuaresma, además de participar en los via crucis parroquiales.

La imagen, que habitualmente se encuentra en su capilla de la parroquia de la Merced, representa a Jesús portando la Cruz, pero no sobre sus hombros, sino que la lleva delante, abrazándola. La imagen completa es fruto de la unión de distintas esculturas, hecho que provoca que exista cierta desproporción entre las distintas partes y falta de estabilidad, lo que ha motivado la intervención que ahora se va a acometer.

La autoría de la imagen es desconocida, dada la distinta procedencia de las piezas que la conforman. Según distintas fuentes, la talla de la cabeza de la imagen podría ser atribuida a Cosme Velázquez, autor que estuvo activo en Cádiz a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, habiendo realizado Miguel Lainez la labor de incorporar parte del cuerpo de otra imagen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios