Semana Santa en San Fernando | Jueves Santo Expiración se queda en San Francisco

  • La antigua hermandad optó por suspender su salida procesional con más de dos horas de antelación ante el alto riesgo de lluvia que existía para la noche y la madrugada

La hermandad de la Expiración, la última de la jornada del Jueves Santo, lo tuvo claro desde el principio. Sobre todo tras consultar unos partes meteorológicos que no apuntaban nada bueno para la noche. Así que, pese a que la tarde mostraba un aspecto impecable, optó también por suspender su salida procesional.

Otra decisión difícil que deja a medias la Semana Santa de 2019. La junta de gobierno, además, acordó no salir a la calle con más de dos horas de antelación con respecto a la hora de salida, en torno a las siete de la tarde. 

En esos momentos, curiosamente, la hermandad de la Misericordia estaba todavía efectuando su salida procesional desde la Pastora. Y la tarde, verdaderamente, era perfecta. Aunque luego, ya de noche, hiciera acto de presencia una llovizna durante unos minutos que hizo que las cofradías que se habían echado a la calle apuraran su regreso al templo.

La hermandad de la Expiración optó por la prudencia, sobre todo teniendo en cuenta que los pronósticos empeoraban para la madrugada del Viernes Santo y su recogida estaba prevista para las tres. Así que informó de la suspensión de la salida acordada por la junta de gobierno en una reunión extraordinaria. Al darse a conocer la decisión con tanta antelación ni siquiera se vieron hermanos vestido con la túnica negra de la cofradía dirigirse a la parroquia de San Francisco.

No dio lugar a esas desoladoras imágenes que acompañan a las hermandades cuando se ven obligadas a quedarse en el templo. Aunque eso, claro está, no evitó que fuera doloroso y complicado para los devotos del Santísimo Cristo de la Expiración y de María Santísima de la Esperanza

Tal y como contemplan las reglas de esta antigua hermandad, al suspenderse la salida procesional se llevó a cabo el rezo del ejercicio del vía crucis en el interior de San Francisco, que dio inicio a las nueve y media de la noche, la hora a la que estaba previsto iniciar la estación de penitencia. La junta de gobierno y los hermanos se congregaron en torno a los pasos de los titulares –la Esperanza con su candelería encendida– para llevar a cabo este acto penitencial. Posteriormente, las puertas de la iglesia de San Francisco quedaron abiertas hasta las once de la noche. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios