Semana Santa Cádiz 2020 Semana Santa en Cádiz: la hermandad de los balcones

  • Pese a la suspensión de las procesiones, muchas personas están exornando sus balcones para dar la bienvenida a una nueva Semana Santa

  • A la una de la tarde de este Domingo de Ramos se anuncian aplausos

Un gaditano ultima la colgadura de su balcón, en una fachada completamente engalanada Un gaditano ultima la colgadura de su balcón, en una fachada completamente engalanada

Un gaditano ultima la colgadura de su balcón, en una fachada completamente engalanada / Fito Carreto

Sin calle y casi sin iglesias, quedan los balcones. El balcón que a las ocho de cada tarde se está convirtiendo en el símbolo de la unidad de todo un país para vencer a la epidemia está llamado también a partir de hoy a cobrar protagonismo a lo largo de la Semana Santa.

El balcón se ha convertido, en primer lugar, en el símbolo de la esperanza y de la ilusión de quienes este año no podrán vestir el hábito, sentarse en su silla de siempre en la carrera oficial o vestirse con sus mejores galas para echarse a la calle a buscar sus momentos favoritos. Por eso, en estos últimos días son muchas las personas que están sacando sus colgaduras para engalanar sus balcones. No habrá procesiones en la calle, pero la ilusión se mantiene intacta hasta el último momento.

De hecho, la cofradía de La Palma ha trasladado a sus hermanos y, especialmente, a los vecinos de la Viña esta iniciativa de exornar los balcones. “Que el Santísimo Cristo y su Bendita Madre no estén en la calle paseando la Misericordia infinita no significa que no lo hagamos presentes desde nuestra casa”, afirma la corporación del Lunes Santo.

Otra iniciativa que está circulando para los balcones plantea que a la una de la tarde de este Domingo de Ramos, casi la hora a la que tenía que asomar a la Avenida la cruz de guía de la Borriquita, salga la gente a aplaudir “a todas las hermandades que llevan un año preparando ese día tan especial”. Una especie de aplauso de apoyo como el que cada tarde reciben los profesionales de la sanidad, de la seguridad o de las tiendas y supermercados. O como el que todos de algún modo nos damos a todos en un común apoyo por el modo en que cada uno está aportando su grano de arena a esta epidemia. La mayoría sin salir de sus casas, otros trabajando en hospitales y centros de salud, cuidando las calles, procurando que no falten los alimentos en las casas...

También está circulando otra iniciativa, dirigida especialmente a los más pequeños, para elaborar artesanalmente una palma de ramos y colgarla en los balcones. Algo que ocupará el tiempo de los pequeños, aunque sea por unas horas, y significará también de alguna forma que, aunque no lo parezca, hoy empieza la Semana Santa. Una Semana Santa donde a falta de procesiones, de gente en las calles, y de cultos en las iglesias, todo girará en el interior de los hogares, donde cada familia vivirá estos días de manera totalmente distinta a lo habitual, siendo el balcón esa hermandad que ya sea con los aplausos a la una de esta tarde, con las colgaduras o con las palmas hechas por los niños unirá a los cofrades de Cádiz en este confinamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios