Juan Carlos Jurado | Presidente del Consejo de Hermandades “Siempre he dicho que esta carrera oficial no tiene que ser la definitiva”

  • Asegura aceptar las críticas “con deportividad”, aunque considera que algunas están fuera de lugar o mal planteadas

  • No es partidario de que haya más cambios de día de hermandades

El presidente del Consejo, Juan Carlos Jurado El presidente del Consejo, Juan Carlos Jurado

El presidente del Consejo, Juan Carlos Jurado / Lourdes de Vicente

El presidente del Consejo, Juan Carlos Jurado, analiza la Semana Santa que comienza hoy con la salida de Servitas.

–¿Cómo se presenta la Semana Santa?

–Bastante bien. Creo que se ha hecho un trabajo grande por parte de las hermandades y también de la permanente, así que estoy convencido de que será una buena Semana Santa si nos respeta la meteorología. Habrá además importantes novedades como los palcos de San Juan de Dios o el engalanamiento de las calles que creo va a significar que efectivamente la ciudad va a vivir una semana grande.

–Sigue el Consejo apostando por la carrera oficial entre Nueva y Novena.

–Seguimos apostando por ella, pero siempre he dicho que no tiene por qué ser definitiva; habrá que seguir trabajando y revisando cada año, como de hecho hicimos cuando terminó la Semana Santa del año pasado.

–Este año hay otra cofradía que cambia de día de salida (Descendimiento, que saldrá en la tarde del Viernes Santo). ¿Qué valoración hace del cambio?

–Pues el cambio lo valoro al 50%. Me explico, por un lado creo que perdemos parte de la Madrugada; pero al mismo tiempo creo que gana bastante la tarde del Viernes Santo, que de algún modo necesitaba la llegada de alguna cofradía más porque se había quedado demasiado reducida con sólo tres hermandades, al margen de Ecce Mater Tua. Estoy convencido de que este año vamos a vivir estampas muy bonitas con la hermandad de Descendimiento, como por ejemplo su paso por Columela y San Francisco, pasando por delante de San Agustín apenas quince minutos antes de que salga Buena Muerte. Creo que será muy llamativo ese recogimiento en la noche del Viernes Santo.

–¿Cree que puede o debe haber más cambios de día para seguir reestructurando la Semana Santa?

–Creer creo que no, poder dependerá de la voluntad de las hermandades. Lo que sí creo es que si hubiera nuevos cambios debieran estar argumentados y asentados, no hacerse así por así. Yo particularmente pienso que no deben producirse más cambios de día en las hermandades.

–¿Cómo lleva las críticas a determinados aspectos de su gestión?

–Siempre las acepto con mucha deportividad. Creo que por regla general las críticas son buenas, interesantes y que se hacen para construir. Lo que sí creo es que hay determinadas críticas que no deberían producirse o no salir de determinados ámbitos particulares, porque va en detrimento de la Semana Santa y de las cofradías. Pero soy una persona que suelo escuchar para intentar corregir lo que pueda mejorarse.

–¿Y cuando esas críticas se hacen en público por miembros del pleno del Consejo?

–Siempre bien, ya le digo; comprendo que cada uno defiende en el Consejo sus propios intereses, y eso da lugar a determinados posicionamientos. Aunque en algunas ocasiones no comparto las críticas por la forma de expresarlas o por el momento y el foro en el que se hacen. No debemos perder el horizonte de lo que cada uno representamos dentro del Consejo, y de que el Consejo es parte de todos.

–¿Por qué ese afán de que la Semana Santa sea declarada bien de interés turístico nacinoal? ¿Qué aportará eso a las cofradías?

–Yo creo que tendrá consecuencias muy positivas. De hecho, tenemos los ejemplos de otras ciudades, la última de ellas Almería. Yo creo que una declaración así repercute no solo en la Semana Santa como tal, sino en toda la ciudad. Atraerá a mucha gente a Cádiz, y se dará a conocer el nombre de Cádiz fuera. Creo que eso es muy interesante en muchos aspectos.

–Han mejorado la carrera oficial para este año, pero sigue habiendo demandas incumplidas desde hace años, como la anchura del pasillo entre los palcos de Catedral o los nuevos de San Juan de Dios, los problemas de Candelaria o el trazado de la plaza del Palillero. ¿Por qué cuesta tanto cambiar estas cosas? ¿Cree el Consejo que hay que mejorar eso o está satisfecho con la carrera actual?

–Lo que creo es que hay que seguir trabajando. El año pasado hubo fallos con la nueva carrera oficial y se han intentado corregir y mejorar para este año. Cuando acabe la Semana Santa veremos qué fallos ha habido y los intentaremos corregir para 2020. Hay que entender que poco a poco hay que ir trabajando y seguir mejorando. Evidentemente todo es mejorable, pero hay que estudiarlo bien.

–¿Hay noticias del Museo Cofrade?

–Hasta la fecha actual ninguna. Ya se lo hemos transmitido al Ayuntamiento, y también en las últimas reuniones que hemos mantenido con el presidente de la Junta de Andalucía o con la delegada del gobierno andaluz en Cádiz les hemos pedido ayuda. El museo creo que es necesario para Cádiz, no sólo por el patrimonio que atesoran las hermandades, sino también por su historia y porque es un proyecto culturalmente interesante para la ciudad.

–¿Qué le pide al público que acuda a ver procesiones en Semana Santa?

–Respeto. Mucho respeto por las hermandades que van a haer estación de penitencia. Que se sepan comportar.

–¿Y qué le pide a las cofradías que van a salir?

–Que tengan una buena estación, que cumplan sus expectativas y que vean en el Consejo un elemento de apoyo y de coordinación que en todo momento vela por el bien de la Semana Santa.

–¿Por qué siguen las cofradías sin poder hacer estación en la Catedral con los cirios encendidos?

–Es un tema que hemos vuelto a solicitar este año al Cabildo Catedral, precisamente con motivo de la exposición Traslatio Sedis y del montaje que se hizo dentro de la Catedral. Pero por ahora nos han transmitido que este año no va a ser posible y que lo seguirán estudiando para años venideros. El Consejo sí lo ha solicitado, pero es algo que no depende de nosotros.

–¿Cree que la gente es consciente del trabajo que hay detrás de una permanente y del presidente del Consejo para que todo salga adelante?

–Creo que sí, pero a lo mejor no se conoce todo el trabajo que hay detrás de la organización de la Semana Santa. No sólo por parte de la permanente, sino de todas las hermandades que dedican muchas horas a esto. Pero se hace porque nos gusta y por lo que nos une, que es la fe, la pasión y la devoción a nuestros titulares.

–Esta será su segunda Semana Santa como presidente, ¿qué balance hace hasta ahora de su mandato?

–Para mí es positivo, pero ya luego que cada cual haga su propio balance. Yo creo que hemos avanzado, que la Semana Santa ha ganado en dinamismo. Pero hay que seguir, esto es un trabajo de día a día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios