solidaridad

"La unión hace la fuerza" entre las entidades sociales

  • Una decena de entidades participa en el I Encuentro de Cooperación y Voluntariado que se celebró ayer en la Alameda Moreno de Guerra

Juan se acerca cuando ve la libreta, quiere colaborar con la entidad de la que es usuario (Afemen-Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental) y se muestra solicito para dar información sobre el colectivo. "La gente está siendo muy amable, aunque muchas veces nos rechazan", comenta sobre su experiencia. La asociación intenta cambiar eso, trabaja en ello, apunta María José Posada, subdelegada de Afemen en San Fernando, que junto a otras entidades participaba ayer en el I Encuentro de Cooperación y Voluntariado que tuvo lugar en la alameda Moreno de Guerra.

"Eventos como éste son fundamentales para promover el movimiento asociativo", asegura Patricia Bernal, trabajadora social a nivel provincial de Afemen. Ir juntos, añade, hace que la gente se acerque, más que cuando de manera individual ponen una mesa informativa. "La unión hace la fuerza", advierte convencida de las bondades de una cita de esta índole para darse a conocer en la sociedad, pero también por la fase previa de preparación. "Hemos tenido que coordinarnos entre nosotros y eso nos ha permitido un conocimiento mutuo y ver que algunas veces podemos compartir casos en común. Que yo pueda conocer qué hace otra entidad supone que puedes derivar a alguna persona de manera inmediata a quienes pueden ayudarla", explica Patricia.

Afemen ocupaba una de las carpas que se instalarón en la Alameda, junto a colectivos como Cruz Roja, Pro Libertas, Lambda, Adab, Unidos por la Diabetes, ADAN o la Asociación Asperger Cádiz. Alumnos isleños iban a visitarlas, además de los ciudadanos que durante la mañana pasaban por la zona.

Por el Banco de Alimentos de Cádiz ya había pasado un grupo de estudiantes del colegio Miramar, donde, por supuesto, tenían un punto de información para dar cuenta de la actividad solidaria que realizan. Su sede, aportaban, se encuentra en la zona de La Cabezuela, en Puerto Real. A los chicos les proponían varias actividades, entre ellas, la realización de un puzle cooperativo. Uno de los cinco voluntarios que estaban al pie del cañón explicaba que la idea era que todos los pequeños tuvieran que poner una pieza. Después dejaban las huellas de su mano con pintura en un mural y pasaban a escribir un mensaje para lanzar la idea de compartir y luchar contra la pobreza.

Lleno de mensajes estaba el juego de Super Pepo, una especie de juego de la oca, en el que los alumnos del Miramar se aplicaron, además de divertirse, siguiendo las instrucciones y reglas que una de las voluntarias de Manos Unidas les transmitía. Sin zapatos se colocaban sobre la lona, dibujada, y desplegada en el suelo, y esperaban su turno para lanzar el dado de gomaespuma -incluso la alcaldesa, Patricia Cavada, que acudió con varios concejales, se atrevió a implicarse en la partida-. Entre los lemas que podían leerse estaban: el acceso al agua, derecho fundamental; luchamos contra la pobreza, pobreza, pobreza... ¿te apuntas; de puente a puente ayudando a la gente; educando construimos futuro; los enemigos de un auténtico superhéroe: el capitán despilfarro; o de Super Pepo a Super Pepo y tiro porque me comprometo.

La regidora destacaba la "admirable aportación de estas asociaciones" sin fines lucrativos que desarrollan una importante acción social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios