Tribunales Anticorrupción pide tres años y medio de cárcel para el alcalde de San José del Valle

Turismo Este impresionante castillo que triunfa en Instagram está a menos de tres horas en coche desde Cádiz

San Fernando

La rehabilitación de Cuatro Torres, el "ave Fénix" del Arsenal de La Carraca

  • La Academia de San Romualdo ahonda en la intervención acometida gracias al programa de las corbetas para Arabia de la mano de los arquitectos responsables de la dirección de obra, Ernesto Fernández Pujol y Fabián Cruz Gallego 

  • La rehabilitación de Cuatro Torres, las Casas de los Operarios y la Fonda Correa alienta la esperanza de que es posible recuperar todo lo que se ha perdido con años de olvido y abandono 

Patio del antiguo Penal de las Cuatro Torres, ya restaurado y destinado a alojamiento de la Armada saudí.

Patio del antiguo Penal de las Cuatro Torres, ya restaurado y destinado a alojamiento de la Armada saudí. / Julio González (San Fernando)

El esplendor que en parte ha recuperado el Arsenal de La Carraca con las intervenciones acometidas gracias al programa de las corbetas que se construyen para la Armada de Arabia Saudí y al convenio suscrito entre el Ministerio de Defensa y Navantia ha sido para San Fernando toda una inyección de optimismo. Lo que estaba abandonado y prácticamente en ruinas se ha recuperado con acierto en un tiempo récord y, además, se le ha dado uso. Así que la rehabilitación del histórico Penal de Cuatro Torres, de las Casas de los Operarios y de la Fonda Correa ha conseguido en cierto modo alentar de nuevo entre los isleños esa esperanza de que es posible recuperar todo lo que se ha perdido con años de olvido y abandono. 

Sobre eso habló la Academia de San Romualdo en la conferencia que este martes se trajo como invitados a los artífices de estas intervenciones acometidas en La Carraca, los arquitectos Ernesto Fernández Pujol y Fabián Cruz Gallego (Pxq Estudio de Arquitectura), a los que acompañaron los académicos José María Cano Valero y Juan Torrejón Chaves.

El primero, también arquitecto, tuvo a su cargo la presentación de los responsables de una rehabilitación que ha permitido recuperar "edificios con gran importancia arquitectónica y monumental de la ciudad" y que ahora sirven de alojamiento a la Marina saudí. De hecho, Cano Valero llegó a referirse a La Carraca como el "ave Fénix" que ahora, después de años de declive, ha empezado a resurgir con estas actuaciones, que han abierto la puerta a otros prometedores proyectos. "Se están rehabilitando también una serie de naves para exposiciones de material histórico del Arsenal, que es algo muy interesante y que puede ser un impulso para realizar visitas turísticas", advirtió al señalar también la repercusión que el programa de las corbetas está suponiendo para San Fernando con la puesta en uso del Parque de la Historia y el Mar y los proyectos que hay sobre la mesa para mejorar los accesos al Arsenal y las instalaciones de la factoría de Navantia. 

El doctor en Historia Juan Torrejón Chaves brindó el contexto histórico oportuno al rescatar los orígenes del penal -"el Cuartel o Casa de Desterrados", como se le llamaba entonces- que pasó a convertirse en "uno de los edificios más significativos del siglo XVIII en Arsenal de La Carraca que ha llegado hasta el presente".  Eso sí, detalló, "en los últimos años se encontraba en una situación tan lamentable que anunciaba una total e inminente ruina, de la que por fortuna se ha salvado gracias a una acertadísima rehabilitación en unión de otros edificios de nuestro Arsenal de La Carraca, histórico fundamento del desarrollo económico y social de La Isla de San Fernando". 

De la rehabilitación de Cuatro Torres habló Ernesto Fernández Pujol mientras que Fabián Cruz Gallego se encargó de ahondar en los detalles de las intervenciones acometidas en las Casas de los Operarios y en la Fonda Correa. El primer edificio, cabe recordar, da alojamiento a la marinería y suboficiales saudíes mientras que los dos restantes sirven a los oficiales y como comedor. 

Los responsables de la dirección de obra recordaron que al empezar las obras partían una "complicación" al estar ya el proyecto previamente redactado, si bien -admitieron- durante la ejecución de las obras Navantia permitió ciertos cambios "siempre en pro de mejorar el proyecto licitado y sobre todo pensando en la puesta en valor de los edificios en los que estábamos interviniendo, que son de Bien de Interés Cultural". 

Ambos arquitectos, a base de planos y fotografías, ahondaron con detalle en las explicaciones arquitectónicas y en las soluciones constructivas que se habían ido dando a los edificios en el transcurso de esa intervención acometida para rescatarlos del estado de abandono en el que se encontraban. 

No se olvidaron de aludir con a los orígenes de La Carraca, a la forma en la que fue concebida arquitectónicamente, a la dificultad añadida que suponen los terrenos de fango y marisma sobre los que se levanta el Arsenal y todos sus edificios, así como a las particularidades que, por eso mismo, encierra estas construcciones que, a pesar de todo, siguen en pie 250 años después. 

De izquierda a derecha, Fabián Cruz Gallego, Ernesto Fernández Pujol, José Enrique Benito Dorronzoro, José María Cano Valero y Juan Torrejón Chaves. De izquierda a derecha, Fabián Cruz Gallego, Ernesto Fernández Pujol, José Enrique Benito Dorronzoro, José María Cano Valero y Juan Torrejón Chaves.

De izquierda a derecha, Fabián Cruz Gallego, Ernesto Fernández Pujol, José Enrique Benito Dorronzoro, José María Cano Valero y Juan Torrejón Chaves. / D.C. (San Fernando)

Fernández Pujol refirió también en su intervención a la desafortunada intervención que se acometió a mediados del siglo pasado, a la portada barroca desaparecida y a la transición hacia el neoclasicismo en la que arquitectónicamente se enmarca el histórico penal que estuvo activo hasta el siglo XX y en el que -recordó- estuvo preso y murió un personaje histórico como Francisco Miranda, lo que da buena cuenta de la relevancia que tuvo el edificio. 

Cuatro Torres es, dada su singularidad, la estrella de la rehabilitación que se ha llevado a cabo en La Carraca con cargo al programa de las corbetas, pero también se ha intervenido en otros edificios que, aunque "de menor entidad", revisten cierto interés en tanto que "se han adaptado a unos usos distintos a los que fueron construidos" y en los que se ha echado mano "a nuevas técnicas y materiales", como detalló por otro lado el arquitecto Fabián Cruz al hablar de las Casas de los Operarios y de la Fonda Correa, destinados, respectivamente, a servir de alojamiento a los oficiales saudíes y al comedor. 

Los responsables de la dirección de obra aludieron a la rehabilitación como un proyecto "ilusionante, interesante y atractivo" para asegurar, a modo de conclusión, que "son edificios que a nivel estructural se pueden aprovechar mucho pero que, además, en su interior son espacios versátiles en los que es posible adaptar a nuevos usos que puedan darle vida a esos edificios históricos de La Carraca". 

La Fonda Correa, tras la rehabilitación acometida. La Fonda Correa, tras la rehabilitación acometida.

La Fonda Correa, tras la rehabilitación acometida. / Julio González (San Fernando)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios