San Fernando

Una propuesta pedagógica y pastoral para los niños

  • El proyecto Tabor pretende impulsar el despertar religioso entre los isleños con edades comprendidas entre los 3 y los 5 años

Comentarios 1

Después de muchos años de trabajo, Carmen Pellicer, Martín Varela y Fernando Cordero, este último párroco de Buen Pastor de San Fernando, han publicado Tabor, un proyecto editorial que pretende impulsar el despertar religioso entre los niños de Educación Infantil a partir de nueve carpetas que irán apareciendo progresivamente en el panorama literario.

Tabor, editado por SM-PCC, nace pues con la vocación de dar apoyo y acompañamiento a los niños y niñas de entre tres y cinco años en el inicio de su camino de fe, esto es, se trata de un material didáctico que facilita a los menores arrancar en la experiencia cristiana a la vez que van madurando otros aspectos de su incipiente personalidad.

Al mismo tiempo, este programa pastoral tiene en cuenta aspectos curriculares correspondientes a la etapa de Educación Infantil y posibilita la comprensión de los mismos. Por ello puede utilizarse como un complemento a las clases de religión en el próximo curso académico 2012-2013.

Además, Tabor incorpora entre sus propuestas didácticas novedosas estrategias metodológicas, lo que hace que el proyecto pedagógico sea más atractivo aún si cabe tanto para los educadores como para los niños".

"Con una pedagogía muy bien orientada, se van siguiendo los distintos pasos que deben ir dándose para conocer y vivir el misterio cristiano", señaló el cardenal Carlos Amigo Vallejo, quien ha realizado una carta de presentación del proyecto Tabor donde afirma que "la experiencia de Dios, desde los primeros años de la vida, es fundamental para llegar a esa 'medida y altura de Cristo', a la que todos estamos llamados. El niño va a percibir enseguida la presencia de Alguien que le quiere y protege, que tiene cuidado de su vida y le va indicando, con inmensa bondad, aquello que, en definitiva, le va a hacerle feliz".

El cardenal Amigo también alaba la labor realizada por Carmen Pellicer, Martín Varela y el padre Fernando Cordero a la hora de poner en marcha este proyecto "con el que van ayudar, a los padres, educadores cristianos y agentes de pastoral, en el acompañamiento del despertar religioso del niño los primeros años de su vida".

Y añade: "Estoy seguro de que todos aquellos que ejercen ese admirable ministerio de educación en la fe se sentirán agradecidos por este eficaz instrumento pedagógico para la formación religiosa. Que Dios bendiga este proyecto, a sus autores y a cuantos van a hacer de estas carpetas un valioso instrumento de catequesis y pedagogía religiosa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios