Enrique rojas. escritor

"La poesía es un desahogo, la escribo para desconectar"

  • El escritor afincado en La Isla presenta nuevo libro, 'Las Huellas del Agua'

  • Ya tiene terminado otro poemario y escribe su primera novela

Enrique Rojas, autor de 'Las huellas del agua'. Enrique Rojas, autor de 'Las huellas del agua'.

Enrique Rojas, autor de 'Las huellas del agua'. / román ríos

Enrique no le da importancia. Acaba de publicar una nueva obra, un nuevo poemario, pero de sus palabras se desprende la cotidianidad que para él supone la escritura. "No ha hecho nada fuera de lo común", cuenta sobre Las Huellas del Agua, el libro que saca con Vitruvio, quizás un paso más allá al unirse a esta editorial que alterna la salida de poesía clásica y poesía contemporánea. Por la falta de conocimiento que sufre el género poético en estos tiempos podría describirse como un escritor novel. No lo es, no hay más que comprobar su contribución a la literatura.

La escritora Adelaida Bordés, que intervenía hace unos días en la presentación del poemario, recordaba los títulos de esa labor literaria de Enrique Rojas: Poemas para tus ojos, El año en que bebí de las aguas del Leteo (2006), Olvidadizo de lo que hacía, quise quererte (2011), Odas de amor hambriento (2015), Cara de nadie (2016), la obra de teatro Paterna, Paternera, Petenera, un pueblo, una mujer, un cante (2014), Alma sin licencia y la biografía de Fermín Salvochea El barba, santo y ateo (2018). A ello se une su contribución al flamenco con letras nuevas e incluso las letras de carnaval que tiene en su haber.

Con Las Huellas del Agua reafirma su encanto por la poesía, género que no abandona ni siquiera en la narrativa, porque quienes han leído las 50 o 60 páginas de ese nuevo reto como escritor que se ha marcado reconocen en el texto al poeta que Rojas lleva dentro. "Me gusta así, ese estilo, esas maneras y no lo dejo", asume el escritor gaditano, que residen desde hace unos años en La Isla. El amor -y temática vinculada como el desamor, la noche, la soledad o la ausencia- es el hilo conductor de esta obra que le ha llevado en torno a ocho meses crear. "No puedo decir cuánto he tardado, quizás desde el primer poema hasta el último han podido pasar unos ocho meses", piensa antes la pregunta sobre el tiempo. Precisamente, de eso, de tiempo, adolece en estos momentos de su vida. "He tenido épocas en que escribía mucho y otras en que no escribía y siempre depende del tiempo que tenga, de si estás menos cansado, también del estado de ánimo", desvela Enrique, que trabaja en Algeciras.

Por eso, le está costando, ahora con otro poemario terminado pero aparcado, ahora que se sienta ante el folio en blanco para escribir su primera novela, ante la necesidad de plasmar la historia que tenía en mente, sobre una parte especial de su vida que quería contar. Llega a casa tarde, cansado, y se va a dormir pronto, describe sobre su rutina. "No me da la vida para más", dice con una sonrisa, para explicar por qué se ha distanciado del flamenco, de la escritura de nuevas letras, un mundo que no es fácil. "Hay cantaores que están dispuestos, pero otros prefieren quedarse con lo que han escuchado, con lo que saben", comenta. La cercanía de certámenes como el de Cante por Peteneras, que tiene un premio a la letra, puede motivar que algún artista le haga una petición.

Siempre, a pesar de todo, vuelve a la poesía. "Ese gusanillo está ahí", no duda en afirmar, pero además le sirve de desahogo. "Es algo que siempre está ahí. Estoy escribiendo otra cosa, la novela por ejemplo, y para desconectar me pongo a escribir poemas". Lo hace a mano, en una libreta, casi dibujando por ese traza tan particular que tiene. "Siempre a mano. Si no, no me sale", acepta. Cuando las pasa al ordenador, matiza, "puedo hacer cambios".

Hace unos días Rojas presentaba Las Huellas del Agua en la ciudad. Fue un recital original, acompañado de una guitarra, y con Adelaida Bordés destacando las formas del escritor al hablar del amor -sin deformarlo por la idealización, una reflexión constante-. En unos días volverá a acercar el poemario al público gracias a la Feria del Libro: firmando con Bibliópola el día 9 y con la librería Al Ándalus el 13; con la tertulia Rayuela el día 11 y para la presentación propiamente dicha el día 16.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios