San Fernando

La ola de frío retoma el debate en torno al albergue de baja exigencia en San Fernando

  • Cavada afirma que las necesidades están cubiertas "al cien por cien" y que incluso hay camas libres

  • La decisión de acometer el proyecto o no se derivará a la mesa de las personas sin hogar

Inauguración de la zona del albergue para mujeres, en 2017. Inauguración de la zona del albergue para mujeres, en 2017.

Inauguración de la zona del albergue para mujeres, en 2017. / Ayuntamiento San Fernando

Hay un proyecto, hay ya un espacio previsto que podría dar cabida a las instalaciones –unos locales municipales en la Ronda del Estero– y un estudio de los costes que acarrearía la puesta en marcha de manera permanente de un albergue municipal 'de baja exigencia'. Es la denominación que se ha venido utilizando en los últimos meses para referirse a las pretensiones de habilitar un nuevo centro para atender a las personas sin hogar que atendiera directamente el Ayuntamiento, como se hizo durante duras semanas del confinamiento.

El tema, en plena ola de frío invernal, ha vuelto a escena. La alcaldesa, Patricia Cavada, aseguró ayer que la puesta en marcha del proyecto dependerá en última instancia no de la decisión que adopte en exclusiva el gobierno municipal sino de lo que se decida en la mesa de las personas sin hogar, donde están representadas las asociaciones e instituciones que trabajan con este colectivo vulnerable. Hasta este órgano de participación se llevará el debate para evaluar los pros y los contras de este centro de baja exigencia.

Porque las necesidades actuales –insistió ayer la alcaldesa al ser preguntada por la cuestión– están cubiertas "al cien por cien" aún en plena ola de frío con los recursos actuales. Esto es, con el albergue Federico Ozanam que gestiona la Sociedad San Vicente de Paúl y el concierto que existe con el Ayuntamiento isleño. "Tenemos plazas libres", puntualizó al recordar que en coordinación con el Consistorio se ha activado el plan especial ante las bajas temperaturas que permite contar con 10 plazas más en estas instalaciones.

Es más, llegado el caso, la apertura de unas nuevas instalaciones gestionadas directamente por el Ayuntamiento, al margen de duplicar recursos, pondría en un evidente riesgo el concierto existente con este otro centro cuyo buen funcionamiento refirió también ayer la regidora. Otra opción –puntualizó– pasa por negociar con San Vicente de Paúl para dar cabida a las demandas que han puesto sobre la mesa distintas entidades y voluntarios que trabajan con las personas que duermen en la calle. Hay –afirma Cavada– total predisposición en este sentido.

Así que hay que valorar qué es lo mejor. Y por eso apuesta el Ayuntamiento por tomar la decisión en el marco de la mesa para la atención a las personas sin hogar. "Tenemos dos alternativas. Hay que valorar y analizar la situación actual, los costes que acarrea, las garantías y lo que resulte más efectivo para atender a las personas sin hogar", apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios