feria del carmen y de la sal 2012

Los actos oficiales amenizan una feria tocada por la crisis

  • El Borreguito, Servitas y Misericordia se alzan con el triunfo del concurso de casetas · Más de cien personas en la celebración del Día del Mayor entre abuelos y familiares

Comentarios 5

La Feria no vive ajena a la situación social de las familias isleñas, sumidas en muchos casos en problemas por la actual crisis. Eso se nota en las maneras de consumo de quienes , a pesar de todo, quieren seguir disfrutando de la fiesta. Ha reducido, por ejemplo, el Ayuntamiento costes, pero sigue agasajando como ayer a los mayores, que se divierten por un día en los festejos. Muchos reducen su presupuesto para estos días, pero aún así son fieles a sus casetas, entre ellas las de hermandades, que copan los premios de exornos. El fallo se conoció tarde. Poco después quienes estaban en el recinto se sorprendieron con la lluvia que suavizó el ambiente.

los efectos de la crisis

La Feria continúa enturbiada por el humo de la crisis. Aunque la algarabía y buen ambiente respirado en el recinto de La Magdalena durante la noche de ayer haga parecer lo contrario, lo cierto es que la complicada situación económica que actualmente sufre España afecta de diversas formas a esta fiesta tradicional.

Las medidas que desde el Consistorio fueron tomadas en el montaje lo advertían. Un nuevo sistema de iluminación de bajo consumo y la supresión de la portada son, con los nuevos arcos en lugar de pórticos o la colocación de focos alógenos para abaratar costes, ejemplo de los recortes municipales.

Pero sin duda son los ciudadanos y su cuenta corriente los que más sufren esta precariedad. Algo que se manifiesta en el gran número de familias que optan por cenar en casa, o por llevarse la cena de allí, en lugar de degustar la gastronomía de las casetas como acostumbraban antaño. Los niños se conforman con montar en un número reducido de atracciones y muchos jóvenes continúan fieles al botellón.

equipos resolutivos

La política de ahorro puesta en marcha por los ciudadanos se refleja, por supuesto, en las casetas, aunque con discretas alteraciones respecto a 2011. Una de las que se ha hecho eco es la tradicional La Pañoleta, que con su especialidad en pinchos y serranitos continúa llenándose cada noche, pero cuyos encargados advierten de que "los clientes optan por cosas cada vez más económicas en vez de pedir raciones. Por ello han tomado la medida de reducir precios y poder así ajustarse a todos los bolsillos.

En la caseta del CB Cimbis tratan de hacer frente a la crisis mediante diversas iniciativas para atraer más público y que van desde la visita de grupos de baile infantiles acompañados por sus respectivas familias hasta una política de ahorro en lo concerniente a la instalación o al consumo de energía. "Ya el año pasado optamos por cambiar algunas marcas de bebidas", indica Pedro Ortega, director del club de baloncesto, "pero las familias y aficionados continúan acudiendo porque son conscientes de la calidad de nuestra cocina". Los del Camino, caseta de ambiente familiar con varios premios gastronómicos en su haber, sigue valiéndose de precios populares para afianzar su clientela. "Nuestro enganche son los serranitos", comentan desde la barra, a la par que aseguran la necesidad de compatibilizar calidad en los productos y buenos precios.

La caseta Y. es famosa entre los jóvenes por la venta de macetas y cubatas. Según sus responsables no ha habido grandes cambios en las consumiciones "aunque sí se percibe algo menos afluencia de público". Este año, además, ha aumentado el target con personas mayores y matrimonios además de la fiel juventud que cada año se cita para acudir al paseo marítimo.

Otra caseta de ambiente juvenil, El Encuentro, optó por reducir un euro los precios para hacer frente al absentismo de los primeros días. Además han puesto en práctica el sistema de repartición de flyers con personal contratado para ello. Sus estrategias han dado resultado y desde el jueves ha sido de las casetas más marchosas de la Feria con DJ animador cada noche y un ambiente muy exclusivo.

Desde la cofradía de Medinaceli afirman que los efectos se han notado sobre todo con la elección de la clientela que "antes optaba por el marisco y chacinas, pero ahora se inclina por un tapeo rápido", dicen los responsables. Una de las iniciativas de esta caseta experta en platos típicos a la hora de enfrentarse a la crisis ha sido la reducción del tamaño de los platos para adaptarlos a precios más económicos. Otra hermandad, la de la Caridad, asegura que se está salvando por el momento y que "el impacto no ha sido tan excesivo como en 2011". Además de bajar los precios tanto de bebidas como de tapas y raciones, los cofrades han hecho equipo para arreglárselas solos con las instalaciones y así reducir gastos. "De las raciones se ha pasado a las tapas o montaditos pero los serranitos siguen siendo el quitahambre estrella", indican los encargados.

DíA DEL MAYOR

Mientras, los actos oficiales prosiguen. El pasado viernes, de hecho, se celebró el Día del Mayor. El encuentro tuvo lugar en la Caseta Municipal con la presencia de 100 personas, entre hombres y mujeres de avanzada edad, voluntarios y familiares invitados por el Ayuntamiento a la Feria. Todos pertenecían a las residencias de San José y de la Cruz Roja. En la cena también estuvieron presentes la salinera mayor con el resto de su cortejo de honor, la delegada de Bienestar Social y Educación, María José Moreno, y la delegada de Fiestas, Cristina Arjona. Todos disfrutaron de una copiosa cena como otros años, aunque en esta ocasión no se reconoció individualmente al abuelo y la abuela de más edad de la ciudad.

premios a las casetas

Ya entrada la madrugada del sábado, tuvo lugar el fallo del jurado del concurso municipal que se convoca para premiar a los exornos de las distintas casetas que se montan en el recinto ferial. Las casetas reconocidas recibieron anoche en la caseta municipal ese galardón. En este caso, y por tercer año consecutivo, el primer premio ha recaído sobre la hermandad de la Divina Pastora de las Almas Coronada y su caseta El borreguito. Con el premio obtenido la hermandad pastoreña se acerca a las veinte distinciones que tantas alegrías ha dado en los últimos años a los hermanos de la Pastora. Con un diseño basado en el vigésimo aniversario de la muerte del genial cantaor flamenco de San Fernando, Camarón de la Lsla, y con motivos que se acercan también al cincuenta aniversario del bar pastoreño Casa Naca la entidad ha conquistado de nuevo el máximo galardón.

Con respecto al recuerdo que la hermandad de la Pastora ha tenido con el aniversario de esta casa de comidas, la comisión organizadora del cincuentenario fundacional ha querido hacer público su agradecimiento y consideración por estar presentes dentro del diseño y exorno de la caseta.

En segundo lugar, y también un clásico en las últimas ediciones de este concurso, fue premiada la caseta que la Orden Servita monta en la calle Alvarito de La Isla. Servitas es cada año una de las pocas casetas que apuesta por un diseño innovador y se afanan durante la instalación en el ferial por dar lo mejor en este aspecto. La hermandad de la Misericordia cierra la tripleta de hermandades premiadas que se acompaña de los accesits a las casetas de la hermandad de la Expiración Los callaítos y las de marcha La carpintería y El colmao.

El fallo se conoció de madrugada, a unas horas en las que los isleños llenaron a reventar el recinto ferial. Muchos de ellos fueron sorprendidos en torno a las dos por la lluvia, una estampa que pocos recordaban y que no suele ser habitual a estas alturas del mes de julio.

El caballo en el recinto

Ayer, durante las primeras horas de la tarde, la Asociación Hípica La Isla volvió a acudir a La Magdalena. Es su manera de contribuir a la fiesta, aun cuando la Feria del Carmen no sea un festejo diurno. Aún así, los asistentes disfrutaron de un almuerzo más en el real. En torno a 20 caballos y 12 enganches se pasearon por sus calles.

El problema que se encuentran, explican desde la entidad, es la presencia de vehículos circulando por este espacio a horas en las que por normativa no pueden hacerlo. Ayer, de hecho, uno de estos vehículos tuvo un incidente con un caballo que montaba un niño. La asociación recuerda que en la documentación se establece que está prohibida la circulación rodada a partir de las dos de la tarde. En la entrada se informa de que es a partir de las cuatro. Curiosamente, la Policía Local aseguraba ayer al colectivo que puede haber vehículos transitando hasta las seis de la tarde. "No entendemos por qué dicen eso, porque la normativa es clara. Para eso nos reunimos con la delegada de Fiesta y con el jefe de Policía Local y nos dijeron que no habría ningún problema", expone uno de los miembros de la entidad hípica, molesto por la situación que están viviendo.

De cualquier manera, hoy volverán a estar presentes en la fiesta, primero con una cabalgata (a la una de la tarde) y luego con un concurso. Partirán desde la iglesia de la Virgen de la Oliva de Camposoto y finalizarán en La Magdalena, donde celebrarán el concurso jinete-caballo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios