San Fernando

La nueva sede pone en evidencia la preocupante saturación de los Juzgados

  • Hoy se cumple un año del estreno de unas instalaciones que ya tienen problemas de espacio

  • Solventadas las carencias urge ahora el cuarto juzgado y el aumento de la plantilla

La nueva sede judicial isleña, emplazada en la calle Real, en una imagen reciente.

La nueva sede judicial isleña, emplazada en la calle Real, en una imagen reciente. / román ríos

La mejora de las instalaciones ha sido más que evidente porque las carencias que arrastraba la vieja sede judicial de la plaza San José eran más que notorias y habían sido motivo de reiteradas quejas durante década y media. Sin embargo, un año después de su entrada en funcionamiento -se cumple exactamente hoy- los nuevos Juzgados de la calle Real están lejos de convencer a unos y a otros.

Profesionales y representantes sindicales coinciden al advertir de un problema que aqueja a estas nuevas dependencias desde sus inicios: la falta de espacio. Algo que, aunque común a la mayoría de las sedes judiciales, podría haberse evitado perfectamente -o anticipado en el proyecto - al tratarse de un equipamiento de nueva factura.

No es una demanda nueva pero ahora se ha convertido en una cuestión prioritaria

Con todo -señalan- el principal problema de los Juzgados de San Fernando no es ya, afortunadamente, la precariedad de las instalaciones. Ahora la urgencia es otra, aunque también se trata de un tema sobradamente conocido y en el que se insiste desde hace demasiados años sin que hasta ahora se haya conseguido solucionar. Se trata de la creación del cuarto juzgado de primera instancia e instrucción, que se reclama con insistencia desde hace décadas para solventar la saturación que sufre San Fernando. Eso y la dotación de más personal -de más funcionarios- que permitan hacer frente en tiempo y forma a todo el trabajo que congestiona a los Juzgados de La Isla. La situación, advierten, es ya insostenible.

Las nuevas instalaciones, que cumplirán hoy un año de su puesta en funcionamiento, han venido a solventar -en parte- una carencia que era apremiante desde hacía años. Pero los Juzgados de La Isla, tras su traslado a la calle Real, continúan arrastrando el resto de problemas que ya tenían en la plaza San José. En lo que se refiere a la flamante sede judicial, el delegado de Colegio de Abogados, Antonio Moreno Sierra, reconoce la indiscutible mejora que ha supuesto el cambio, si bien apunta también a "cuestiones mejorables". Se refiere, concretamente, a la falta de espacio disponible. Por ejemplo, en el despacho que disponen para la tramitación de los expedientes de asistencia jurídica gratuita, que a todas luces se queda pequeño.

En esta cuestión incide también Pedro Moral, responsable de la sección sindical de UGT-Justicia en Cádiz, que señala además que es un problema evidente en dependencias como el registro y, especialmente, en las oficinas del servicio común del partido judicial. También en el archivo. "Sigue faltando espacio a pesar de que las instalaciones son nuevas", advierte. La falta de luz natural -afirma- es otro de los motivos de queja de los trabajadores desde el principio, una cuestión difícil de solventar al ubicarse en el sótano de un bloque de pisos.

Aunque lo que realmente preocupa ahora de los Juzgados isleños no son ya las instalaciones, que a pesar de sus carencias vienen a cumplir con los mínimos indispensables, lo que antes no ocurría. El problema de ahora -y es un problema grave, abundan- es la carga de trabajo cada vez mayor que soportan los tres juzgados y la falta de personal. Todo eso redunda en la lentitud de los procesos. "El partido judicial de San Fernando es uno de los que más carga de trabajo soporta en la provincia", apunta el representante sindical de UGT. Y ello se debe a que son pocos juzgados -solo tres para atender las necesidades de una ciudad de casi 100.000 habitantes- y además cuentan con poco personal.

Por ello se considera indispensable y urgente la creación del cuarto juzgado. "Desde el Colegio de Abogados es una reclamación en la que insistimos por todos los medios y que se mantiene en el tiempo", reconoce por otro lado Moreno Sierra. Hasta ahora -apunta- no ha habido una respuesta positiva por parte del Ministerio de Justicia a pesar de que la memoria del TSJA insiste desde hace varios años en que es necesario. "Hace falta igual que también es necesario como mínimo duplicar el número de funcionarios que trabaja en los Juzgados isleños", añade.

Recientemente se ha adoptado algunas medidas para paliar esta situación. Por ejemplo, se ha incorporado otro juez al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 y se ha sumado a la sala un funcionario de refuerzo. Pero siguen siendo insuficientes. La plantilla -integrada por algo más de una veintena de funcionarios- precisa al menos de ocho más, según indica Pedro Moral, que coincide también al insistir en la necesidad de ampliar el número de juzgados en San Fernando.

Según los datos que figuran en la memoria del TSJA, en 2015 se tramitaron 2.810 asuntos civiles (716 más que en el ejercicio anterior), a los que hay que sumar otros 999 en ejecución (900 en 2014). Sí bajaron sin embargo los asuntos penales tramitados, que al cierre de este ejercicio ascendían a 7.860 frente a los 9.946 del año anterior. El promedio de causas ingresadas por cada uno de los tres juzgados con los que cuenta la sede judicial isleña en 2015 se sitúa así en 1.270 casos civiles y 2.696 penales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios