cultura

Con el lenguaje de nuestro mar

  • Manuel Correa Forero expone 'Hipocampus-Camposoto 2018' , un conjunto de collages realizados a partir de materiales hallados en la playa

Manuel Correa Forero posa delante de algunas de las obras que tiene expuestas desde la semana pasada. Manuel Correa Forero posa delante de algunas de las obras que tiene expuestas desde la semana pasada.

Manuel Correa Forero posa delante de algunas de las obras que tiene expuestas desde la semana pasada. / román ríos

Camposoto se ha convertido durante el último año en el campo de trabajo de Manuel Correa Forero. Desde el pasado septiembre, cuando un amigo le animó a hacerlo, ha estado trabajando en un proyecto que al fin vio la luz en la Noche Blanca: Hipocampus-Camposoto 2018, que el conocido decorador exhibe en La Alhóndiga (Antonio López Rodríguez, 1).

La exposición, que está compuesta por 16 trabajos, está formada por una serie de collages realizados con elementos recogidos en la playa. "Quería hacer algo fresco que estuviera compuesto por elementos de nuestra zona", apunta Correa. De hecho, uno de los objetivos que se ha marcado con esta muestra es el de conseguir concienciar mostrando algo bello. Como el propio Correa explica, su intención ha sido la de utilizar elementos que se habían convertido en basura, en residuos, y transformarlos en algo bonito, algo digno de formar parte de una muestra.

Entre las obras expuestas se pueden encontrar algunas como El cangrejo, una de las favoritas de Correa, que representa elementos marinos muy relacionados con la cultura mediterránea. De hecho, toda la exposición sigue un hilo conductor, que relaciona las obras con la cultura de nuestras costas. Es el ejemplo de obras como Alejandría, con la que consigue transmitir a través de sus objetos marinos la presencia de la ciudad.

A su vez, la muestra tiene muy presente su intención de transmitir un mensaje ecológico, que queda visible en el caballito de mar, símbolo que se ha convertido en el cartel de la exposición y que tiene gran importancia para Correa. "El caballito de mar es una especie autóctona de nuestra zona que se está extinguiendo, debemos recordarnos que tenemos que cuidar estos elementos", recuerda el autor.

El local también fue el emplazamiento escogido por el autor, quien asegura que desde el Ayuntamiento le ofrecieron exponer en otros lugares como el Centro de Congresos o el Castillo, "pero yo quería probar con algo que fuera más divertido".

Y la elección parece estar dando buenos resultados. "Estoy sorprendido por la cantidad de gente que está viniendo y por lo que me dicen de las obras", admite. La muestra estárá expuesta hasta el próximo 3 de septiembre y el propio autor acompaña a veces a los interesados para explicarles el significado de las obras.

Correa, que es sobradamente conocido en La Isla por sus trabajos, afirma sentirse muy contentocon este tipo de proyectos. "Me gusta mucho porque cuando hago estas cosas no tengo intermediarios y valoro mucho el contacto directo con el cliente", dice.

En estos momentos ya se encuentra pensando en sus futuros proyectos. Entre ellos, dice, quiera abordar un estudio sobre la figura del ángel a lo largo de la historia, un proyecto que afirma querer realizar en pintura. "No me gusta cerrarme a nada y siempre me he manejado en diferentes formas de hacer arte", apostilla.

Además, está pensando en un libro en el que reflejar su trabajo durante todos estos años. "Me gustaría incluir muchos de los bocetos para los proyectos que he realizado durante todos estos años, que fuera algo que todo el mundo pudiese ver".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios