San Fernando

El centro de investigación de Alzheimer se financiará con distintos patronazgos

  • La asociación trabaja en la captación de patronos que permitan poner en marcha la unidad de diagnóstico precoz, esencial en esta enfermedad · Ayuntamiento y entidad firman la cesión de una parcela

Alzheimer afronta un nuevo reto en su lucha por mejorar la calidad de vida de los pacientes con esta enfermedad y de sus familiares. Ahora, con el nuevo proyecto que tiene entre manos, la entidad se centra en una de sus preocupaciones iniciales y esenciales: la investigación sobre la enfermedad, y más concretamente su diagnóstico precoz, quince o veinte años antes de que aparezcan los primeros síntomas. Es posible. Por eso, la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (Afa Vitae) trabaja en la construcción de un edificio para albergar unas instalaciones específicas para esta tarea, donde también trasladaría su unidad de estancia diurna, dejando sus actuales dependencias, Dolores Castañeda, únicamente como residencia. El lugar donde abrirá el nuevo centro se sitúa a pocos metros de este inmueble, en Camposoto, en la misma calle Argentina. La parcela, de más de 3.000 metros cuadrados, de titularidad municipal ya ha sido cedida por el Ayuntamiento. Ayer firmaron el documento.

"Es una parcela de todos los isleños que se pone al servicio de los ciudadanos más necesitados". Explicaba con estas palabras el alcalde, José Loaiza, la colaboración del Gobierno municipal con esta entidad de ayuda mutua, a la que considera referente de todas las otras asociaciones que existen en la ciudad, que son numerosas. "Quizás podemos decir que San Fernando es la ciudad más solidaria de la provincia, incluso de Andalucía", apostilló. Afa Vitae contaba con otra parcela cedida en la zona, que se ha quedado pequeña para sus pretensiones, de ahí que solicitara al Consistorio otra superficie distinta aunque cercana a su sede. "Mari Pepa ha sido un martillo pilón. No ha parado hasta que ha conseguido lo que quería, lo que necesitaba la entidad", reconoció, en referencia a la presidenta de la entidad. Su trabajo, el de su junta directiva y el de los trabajadores fue aplaudido por el regidor isleño. "Realizan un trabajo permanente por un colectivo de personas que lo necesitan, dando un servicio que debe dar la administración. Sustituyen a las administraciones, en un momento que no es el mejor, porque los pagos se retrasan constantemente", comentó. Entre otras cuestiones, para este nuevo proyecto, la dirección de la entidad ha trabajado en su financiación, que plantea lograr a través de patronatos.

"El centro se financiará con una fundación, ya tenemos contactado con algunos patronos. Antes de firmar la cesión de la parcela, ya tenemos avanzado toda esa parte", apuntó Mari Pepa Rodríguez Castañeda. El proyecto irá avanzando paso a paso, por fases, mientras se sale de la crisis, aunque ésta no será impedimento: "Cuando nos dieron este suelo [el de la residencia, donde ayer se firmó la cesión de la parcela para el nuevo espacio] también había una crisis y salió adelante". Ya entonces Afa Vitae señalaba como fundalmental la primera fase de las tres por las que pasa el enfermo de alzheimer, es la que más preocupa. "Pueden pasar varios años entre que comienzan los primeros síntomas y diagnostican la enfermedad", advierte. Por eso considera esencial una lugar en el que se realice un diagnóstico precoz, incluso años antes de que se presenten indicios. "Cuando veo llegar un paciente avanzado sé que se podría haber hecho más". Por esa persona y por sus familias.

El nuevo edificio, según el proyecto del arquitecto Víctor Manuel Gómez (décano del Colegio de Arquitectos de la provincia), estará distribuido en módulos, donde se desarrollarán dos retos importantes para la entidad. Habrá un centro de investigación, donde se trabajará en el mencionado diagnóstico precoz, quince o veinte años antes de que aparezcan los primeros síntomas. "A través de neuroimágenes y de una serie de marcadores es posible determinarlo", recalcó Roberto Suárez, integrante de la junta directiva de la asociación. Un pilar fundamental en este aspecto será la exploración neuropsicológica. Además, podrán validar las terapias que ya hacen en la unidad de estancia diurna actual, aunque no tienen el tiempo y material necesario para demostrar que son efectivas. También será un centro para la intervención terapéutica, como la estimulación cognitiva tradicional de lápiz y papel, pero también con nuevas tecnologías. "Se podrán hacer terapias alternativas, de estimulación multisensorial, a través del sonido, los olores, el agua en una piscina. Queremos hacer un jardín terapéutico donde se creen recorridos para trabajar con sonidos de animales y colores. Incluso podríamos hacer terapias con animales, sobre todos con perros. Todo dependerá del techo que nos pongamos", aclaró. En cualquier caso, será un proyecto por fases.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios