Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

San Fernando

Horario e itinerario de la hermandad de los Desamparados de la Semana Santa de San Fernando 2023

Viernes Santo en San Fernando: Las imágenes de Desamparados

Viernes Santo en San Fernando: Las imágenes de Desamparados / Juan Antonio Sánchez Bernal (San Fernando)

La hermandad de los Desamparados trae este Viernes Santo algunos cambios en su itinerario derivados de la nueva Carrera Oficial. De esta forma, la cofradía dejará de pasar a la salida por la plaza del Rey -un tramo habitual de su recorrido hasta ahora- y, a su regreso, prescindirá de la plaza de la Iglesia para entrar en Carrera Oficial por General Serrano en busca de un mayor recogimiento, como caracteriza a este cortejo del final de la Semana Santa isleña.  

Título

Venerable y Gremial de Sanidad Hermandad de Caridad y Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de la Sangre, María Santísima de los Desamparados, Nuestra Señora de las Mercedes y Patriarca Bendito Señor San José

Horarios 

  • Salida cruz de guía: 18:30 h.
  • Salida último paso: 19:05 h.
  • Entrada cruz de guía en Carrera Oficial: 21:30 h. 
  • Salida último paso de la Carrera Oficial: 22:25 h.
  • Recogida cruz de guía: 22:40 h.
  • Recogida paso: 23.00 h. 

Itinerario

Salida de la capilla de los Desamparados (San José), Plaza de San José, San José, Real, Alameda Moreno de Guerra (perímetro externo), General Valdés, Saturnino Montojo, Calderón de la Barca, 24 de Septiembre de 1810, Antonio López, González Hontoria, Rosario, General García de la Herrán, Las Cortes, General Serrano, Real, CARRERA OFICIAL, Plaza del Rey, Real, San José, Plaza de San José y a su capilla.

Recomendaciones 

La salida de la cofradía y los primeros tramos de su recorrido, por la plaza y la calle San José, son de una gran belleza y uno de los momentos clave de la tarde del Viernes Santo. También, claro, a la noche, cuando regresa por ese mismo itinerario para recogerse en la capilla.

Iconografía 

En el primero de los pasos, Cristo crucificado, muerto y, a sus pies, María Magdalena. En el segundo, la dolorosa de los Desamparados.

Las imágenes 

Todo el conjunto escultórico es obra del imaginero Alfonso Berraquero.

Un poco de historia 

Nació esta hermandad en 1983 merced a un grupo de cofrades con acendrada vocación mariana y sensatas inquietudes sociales, las cuales pretendían desplegar a favor de los desamparados en general y de los ancianos acogidos al hospital asilo de San José en particular. Así pues, desde sus inicios se decidió dar culto primero a una imagen mariana, no a un pasaje de la Pasión (a la inversa que la mayoría de las cofradías), y desde el principio se acordó destinar el 50% de sus ingresos a obras de caridad.

En agosto de 1985 fue aprobada la Junta pro Cultos bajo el título de Venerable Hermandad de Caridad y Cofradía de Penitencia de Nuestra Señora de los Desamparados y Santo Árbol de la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo. La Hermandad fue erigida canónicamente en la iglesia del viejo hospital de San José, dependiente de la parroquia diocesana de San Francisco, en 1988 y fueron aprobados sus estatutos con el título actual, sustituyéndose la denominación de Santo Árbol de la Cruz por la del Santísimo Cristo de la Sangre y añadiéndose como cotitular a san José.

La joven corporación merece el elogio de haber protagonizado tres felices recuperaciones históricas (aunque alguna de ellas sin continuidad) a lo largo de su todavía breve cronología: la neoclásica capilla del viejo hospital, la antigua talla dieciochesca de la Virgen de las Mercedes, el carácter de hermandad gremial de los profesionales de la sanidad.

Efectivamente, esta hermandad fue la primera que consiguió tener como sede canónica la iglesia del antiguo Hospital de San José, después de que muchas otras lo intentaran a lo largo de la historia cofrade local. Y además con el mérito añadido y la nota distintiva de haberse erigido no en una iglesia de nueva fábrica, en una contemporánea parroquia de las barriadas periféricas que sería lo usual en esta época, sino de establecerse en un viejo templo del centro urbano que nunca había acogido a cofradía alguna en sus más de 200 años de historia. Sólo a principios del siglo XX residió allí la Congregación del Inmaculado Corazón de María, antes de trasladarse a la desaparecida Capilla del Auditor. El Hospital de San José, venerable e histórico edificio fundado en 1768 por el obispo fray Tomás del Valle, había sido clausurado en los años de 1970 debido a la inauguración de otro nuevo y más apropiado construido a sus espaldas.

La cofradía firmó en 1985 un convenio con el obispado, propietario de la finca, por el que éste cedía la capilla del antiguo hospital a la hermandad para sus cultos, por tiempo indefinido y bajo ciertas condiciones. El templo se abrió de nuevo al culto ese mismo año. En 1994 la corporación inauguró una Casa de Hermandad en la parte alta de la capilla, convenientemente restaurada y remodelada.

Careciendo de imagen titular, la junta pro culto llegó a un acuerdo también en 1985 con el párroco de la Iglesia Mayor, D. Ildefonso Pérez Alcedo, en virtud del cual la antigua imagen letífica de la Virgen de las Mercedes (que tuvo una hermandad de gloria a finales del XVIII y principios del XIX en la capilla del Santo Cristo y que se hallaba en el primer templo parroquial retirada del culto) fue cedida en calidad de depósito indefinido. Se autorizó además su conversión en dolorosa, hasta tanto la hermandad no ejecutase una nueva. La transformación la realizó el profesor gaditano José Miguel Sánchez Peña en 1987.

La tercera recuperación histórica protagonizada por esta hermandad fue la consecución en 1997 del título de Gremial de Sanidad. Un valiente regreso a los fundamentos originarios de las cofradías como entidades dedicadas a la previsión social; y en apropiada armonía, además, con el antiguo establecimiento hospitalario en cuya capilla radica. Fue logrado gracias a las influyentes adhesiones de los colegios oficiales de profesionales sanitarios (médicos, farmacéuticos, enfermeros, visitadores…). Este título ya lo había ostentado cuarenta años antes la desaparecida Hermandad de los Santos Cosme y Damián, que radicó en la parroquia de la Pastora.

La primera salida procesional con el paso de palio tuvo lugar en la madrugada del Viernes Santo de 1987. En esa ocasión abría el cortejo una parihuela en la que figuraba la Santa Cruz con el sudario, como ocurría en la procesión decimonónica de la Virgen de la Soledad, aunque esta recuperación histórica fue pronto desechada. La hermandad se mantuvo en la madrugada diez años; en su itinerario se adentraba en el barrio del Hospital (las Siete Revueltas) y hacía estación de penitencia en el nuevo asilo. En 1998 decidió acertadamente cambiar su salida a la tarde del Viernes Santo, variando su itinerario y revalorizando sin duda este día de la Semana Santa isleña.

Esta dinámica hermandad ha seguido pugnando por afianzar su línea y fijar su identidad. En la década 1990 emprendió la adquisición de nuevas imágenes titulares, todas ellas obras de Alfonso Berraquero García. El Cristo de la Sangre (1991) es una portentosa y soberbia talla de crucificado de silueta neobarroca que mueve a devoción y que ha enriquecido el patrimonio imaginero isleño. Procesionó por primera vez en la tarde del Viernes Santo de 1999.

La nueva imagen de la Virgen de los Desamparados (1997) sustituyó de manera oportuna a la antigua y transformada talla de la Virgen de las Mercedes, a la cual la Hermandad rindió culto durante doce años. Su primera salida procesional tuvo lugar en la madrugada del Viernes Santo de 1998. Ambas imágenes titulares van sobre pasos igualmente nuevos que han incrementado la belleza de su severo cortejo procesional.

La Hermandad también rinde culto al patriarca san José, Patrón de la ciudad y titular del Hospital y de su iglesia, cuya imagen en lienzo, de mucho valor histórico, presidía antiguamente el altar mayor donde hoy se venera la Virgen de los Desamparados.

Entre las consecuciones más recientes de esta hermandad, figura la recuperación para el culto de la imagen de la Virgen de las Mercedes (que fuera durante una docena de años la Dolorosa de los Desamparados), como tal imagen mariana con naturaleza gloriosa, y la primera salida procesional de la misma que tuvo lugar en 2006.

Estrenos 

La hermandad estrena toda la estructura del palio, que se ha realizado nueva, así como el terciopelo de las bambalinas. La obra se acomete tanto para el proyecto de bordado en cuya primera fase ya trabaja la cofradía como para aliviar el peso que tiene en la actualidad. También se aprovecha para estrenar el nuevo sobretecho del paso de palio, con un vinilo en el que se muestra el escudo de la hermandad. 

Cargadores

Cuadrillas de la hermandad.

Música 

En el paso misterio, capilla musical de la banda del Nazareno y, en el paso de palio, la banda del Nazareno, que desde hace años acompaña a esta hermandad. 

Curiosidades 

La hermandad ultima el estreno de la bambalina frontal del paso de palio, realizado por un grupo de hermanas y coordinado por el vestidor de la cofradía, Jaime Zaragoza Ibáñez a partir de un diseño de Jesús Savona León. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios