San Fernando

La guerra de 'Ciudadanos' revive con la creación del nuevo partido

  • La formación original ha pedido tres veces que Cano y Mas pasen al grupo de los no adscritos

Tras la expulsión de Javier Cano de Ciudadanos por San Fernando en 2012, la formación independiente que coordina en la actualidad Carlos Zambrano ha solicitado hasta en tres ocasiones al alcalde, José Loaiza, que tenga en cuenta esta nueva situación política en el seno de la Corporación Municipal.

La agrupación, gestada apenas unos meses antes de las elecciones de 2011, está molesta por la apropiación que los dos ediles que integran el grupo -Cano y Mayte Mas- han hecho de las siglas y de la marca 'Ciudadanos', que apenas han modificado para salir del paso.

Los de Carlos Zambrano, que incluso se plantean recurrir a la vía judicial para solventar el tema, quieren que se desvincule por completo a los integrantes del grupo de las siglas y de la marca de Ciudadanos. Principalmente, advierten, porque de ninguna manera representan a la formación política que les ha expulsado a causa de diferencias internas insalvables. Y el reflejo de esa ruptura en la Corporación Municipal pasa inevitablemente por considerar a ambos ediles -Cano y Mas- como concejales no adscritos, al igual que ha ocurrido recientemente con la edil Marta Bricco, que ha roto con el PSOE.

Loaiza, sin embargo, ha obviado hasta ahora los argumentos de Ciudadanos por San Fernando aduciendo que el Ayuntamiento y la Corporación Municipal no pueden entrar en las peleas internas de los partidos políticos. El regidor ha optado por mantener el grupo municipal al que se ha rebautizado con una denominacion muy similar: en lugar de Ciudadanos por San Fernando se hacen llamar desde hace algo menos de un año Ciudadanos por La Isla a pesar de que estas siglas no guardan relación alguna con ningún partido político. Una situación bastante atípica que también el PSOE ha cuestionado y que, sin embargo, garantiza que ambos ediles perciban una asignación mensual que, según el acuerdo plenario de 2011, asciende a 4.250 euros (aunque en 2012 se recortó con el plan de ajuste).

Para la facción de Carlos Zambrano, el PP ha favorecido deliberadamente a ambos ediles, a los que ve como potenciales aliados o, incluso, como socios de gobierno si se tercia una ruptura con el PA, formación con la que gobiernan los populares desde 2011 pero cuyo pacto acusa notables tensiones. Por eso, entienden, se les ha consentido la permanencia del grupo -lo que evita que se pudiera hablar de transfuguismo- en lugar de propiciar su pase al de los ediles sin adscripción política y se les ha permitido que continúen percibiendo las asignaciones mensuales que, de otra forma, habrían dejado de recibir.

Precisamente, la creación de un nuevo partido político en torno al edil Javier Cano -el tercer 'Ciudadanos', en este caso, no 'por San Fernando' ni 'por La Isla' sino 'de La Isla de León'- ha reavivado la polémica en la que la formación independiente lleva inmersa ya dos años. Los más críticos hacia Cano y Mas le recriminan que ahora vayan a utilizar el dinero que han recibido por las asignaciones de los grupos para levantar un nuevo partido hecho a su medida, lo que dista mucho de los objetivos solidarios proclamados inicialmente por el Ciudadanos original, que promulgaba como dogma no enriquecerse de la política.

El primer escrito que Ciudadanos por San Fernando dirigió en la Alcaldía en este sentido está fechado en diciembre de 2012. El siguiente fue remitido en enero de 2013. Y del último apenas hace mes y medio. En todos ellos se le solicitaba que Cano y Mas pasaran al grupo de los no adscritos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios