San Fernando

El complicado rescate de un gato tras tres días atrapado en un árbol

  • Ni la Policía ni los bomberos han conseguido bajar al animal, que finalmente ha descendido solo a última hora de la tarde 

  • Voluntarios de la protectora Bahía Felina temían por su vida dado el tiempo que llevaba sin comer ni beber 

  • El tema se ha colado incluso en el debate del pleno, donde Podemos ha exigido una intervención de los bomberos 

Voluntarios de Bahía Felina y algunos curiosos al pie del árbol en el que está atrapado el gato.

Voluntarios de Bahía Felina y algunos curiosos al pie del árbol en el que está atrapado el gato. / Diario de Cádiz (San Fernando)

Un gato se ha llevado tres días atrapado en uno de los árboles de las zonas ajardinadas de la calle Obusera, en San Fernando, según la protectora Bahía Felina. Ni la Policía Local ni los bomberos han sido capaces de bajarlo. Todo intento que se ha llevado a cabo ha sido en vano. 

Según la edil María del Mar Suárez, concejala de Bienestar Animal, la fragilidad de las ramas del árbol así como la considerable altura a la que se encuentra el animal dificulta la intervención. El gato, además, está sumamente nervioso y, a cada intento, se escabulle más arriba. Así que el rescate, hasta ahora, ha sido imposible. 

El tema hasta se ha colado en el debate del último pleno ordinario, donde Podemos (Sí se puede) ha hecho gala de su vocación animalista para pedir al gobierno municipal que tome las medidas necesarias y que inste a los bomberos a que adopte los medios suficientes para poner a salvo al gato. 

Fotografía cedida por uno de los voluntarios en la que se aprecia el gato. Fotografía cedida por uno de los voluntarios en la que se aprecia el gato.

Fotografía cedida por uno de los voluntarios en la que se aprecia el gato. / D.C. (San Fernando)

Según la concejala Mar Suárez, tras las tentativas de rescate frustradas, se ha recomendado esperar un tiempo para que el animal se calme de forma que pueda ser más fácil la intervención.

Y, efectivamente, así ha sido. A última hora de la tarde los voluntarios han avisado de que el animal había descendido solo del árbol. 

La protectora Bahía Felina se había mantenido pendiente del animal durante todo este tiempo y había mostrado su creciente preocupación por el delicado estado de salud del animal. Temían que en cualquier momento cayera al suelo dado el cansancio, el hambre y la sed que arrastra desde hace ya tres días. Y desconocía si tenía un dueño que estuviera buscándolo o si se trataba de un gato callejero. Lo único que querían era rescatarlo con vida para poder llevarlo al veterinario. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios