Curiosidades Una oferta de empleo idílica: en casa y probando helados por 1.000 euros

San Fernando

Desilusión en San Fernando al no conseguir el Premio Princesa de Asturias a la Concordia para los niños

  • El artífice de la campaña, el maestro Francisco Cid, pide perdón por no lograr este reconocimiento para los escolares: "Lo siento de corazón" 

Escolares isleños, el primer día de vuelta a clase.

Escolares isleños, el primer día de vuelta a clase. / Sonia Ramos (San Fernando)

"No pudo ser". Con estas palabras, el maestro isleño Francisco Cid Fornell, artífice de la campaña puesta en marcha hace un año para impulsar la candidatura del Premio Princesa de Asturias para los niños por ser los "héroes anónimos" de la pandemia, mostraba su desilusión tras al conocer este jueves que el galardón había ido a parar a manos del arquitecto japonés Shigeru Ban por su compromiso humanitario. 

La idea de reconocer el papel que los escolares habían tenido durante el confinamiento y las restricciones de la pandemia con el Princesa de Asturias tomó forma el año pasado desde San Fernando y durante meses ha sido objeto de una intensa campaña en busca de adhesiones y apoyos impulsada por el docente isleño, profesor del CEIP Quintanilla. 

Sin embargo, la movilización no ha dado finalmente el resultado esperado. El profesor Francisco Cid ha contestado con una carta abierta en la que pide perdón por no haber alcanzado este reconocimiento y traslada su agradecimiento a todos los apoyos que ha recibido en estos meses:

"No pudo ser, y eso que lo intentamos con todas nuestras fuerzas, era una oportunidad única para que se le reconociera institucionalmente a cada niño, a cada niña el esfuerzo y ejemplo de superación que nos han dado en esta Pandemia. Antes de comenzar me gustaría felicitar al  ganador y pediros perdón por no haberos podido entregar lo que de justicia era vuestro.

Ahora toca descansar de un año  agotador, de un año que le he robado a mi familia, a mis amigos pero no ha sido una derrota, hemos llevado el valor de la infancia hasta el último rincón de este país, con innumerables alegrías y algunas que otras decepciones que me guardo para mis adentros .

Solo me resta agradecer a tanta, tanta, tanta buena gente que me ha acompañado en este viaje y mil perdones si es que  alguien se me escapa, pero la lista es casi interminable.

Gracias a:

  • Mi familia, la que ríe mis alegrías y llora mis penas, en especial a Ana por aguantarme que no es poco y a Fran y Carlota por llevar el orgullo en el brillo de sus ojos.
  • A mi equipo de campaña: Elisa, Francés, Irene, Jose, Koki, Miguel, Juan Rodríquez, Sonia, Raúl, Abel, Sancho, Domi, Enrique, Antonio, Raúl, Santiago, Heriberto, Elvira, Desi, Diego, Emilio, David… y a esa legión de anónimos que me han enseñado que la distancia no es el olvido, que el cariño no tiene color, que la amistad se fragua en segundos y que la vida…merece la pena.
  • Al centenar de rostros conocidos que habéis compartido parte de vuestra ajetreada vida con este simple maestro. En especial a Antonio de la Torre, Diana Navarro, Pitingo y Ana López Segovia por regalarme su amistad sin pedirle nada a cambio.
  • A esa legión de personas cuyas he vidas he saturado durante todo un año  con mis whatsapp y sin embargo solo he recibido el mejor de los cariños, el mayor de los “te quiero”.
  • Gracias a todas las corporaciones y ayuntamientos que han realizado declaraciones institucionales de apoyo, a los grupos que han votado favorablemente y en especial al ayuntamiento de San Fernando por volcarse desde el minuto uno con la campaña.
  • Gracias a los medios tanto de prensa, televisión y radio que habéis cubierto la campaña, en especial al Gran Domi del Postigo, Pedro Espinosa, Arturo Rivera, Antonio Atienza, Paco y Santiago de Radio La Isla.
  • A todos los centros educativos del país por hacer vuestro el premio, por querer a vuestros alumnos a niveles insospechados, en especial a pequeguay por el inmenso trabajo realizado en la campaña donde más de una vez, se me han saltado las lágrimas.
  • Creo que no me dejo nada en el tintero, quedando los protagonistas de esta locura para el final, LA INFANCIA. Habéis  sido unos valientes, aguantando carros y carretas con tan corta edad, intentando comprender lo que ni este escribiente entendía, cumpliendo cada norma, cada recomendación, cada directriz con el mayor de los silencios, con la mejor de las sonrisas.  Habéis sido unos  héroes y os lleváis el cariño y el respeto de todo un país.

Lo siento, lo siento… de CORAZÓN".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios