DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en San Fernando La fiesta de las sirenas

  • El Ayuntamiento recibe a diario entre 15 y 20 solicitudes de ciudadanos para que la Policía Local se pase por sus barrios a felicitar a los niños y darles ánimo tras dos semanas y media de confinamiento 

  • Se trata de cumpleaños pero también de menores con necesidades especiales o temas sociales 

Policía Local en San Fernando durante el estado de alarma

Son las 20.00 horas y otro día del estado de alarma y del obligado confinamiento provocado por la pandemia del coronavirus va quedando atrás con sus nuevas cifras de positivos y esas estadísticas que hablan de cientos de fallecidos. En medio del drama que aflora en cada jornada, es la hora de los aplausos desde los balcones, de los mensajes de ánimo desde las terrazas, del Resistiré y hasta del himno nacional que algún vecino hace sonar henchido de patriotismo para plantar cara a la adversidad...

Pero también es el momento de los más pequeños, aquellos que también se han visto obligados a interrumpir su rutina escolar, a dejar de jugar con sus amigos y a hacer los deberes por internet. Encerrarse en casa está siendo muy duro para ellos. Y después de dos semanas y media de confinamiento cada vez pesa más y el hogar se hace cada vez más pequeño. Por eso, a esa hora, suenan también las sirenas de la Policía Local en San Fernando para rendirles su particular homenaje y también para felicitarles por unos cumpleaños que deberían haber estado celebrándose en familia, con amigos, en la calle... y, desde luego, ajenos a la anómala y complicada situación acutal. 

El gesto que cada tarde brinda la Policía Local es toda una fiesta que los vecinos -y particularmente los niños- acogen con entusiasmo desde los balcones. La escena se ha venido repitiendo cada tarde prácticamente desde los primeros días del estado de alarma. El estrépito de sirenas se prolonga hasta llegada la noche. Y los más pequeños de la casa -admite la Policía Local- aguardan el momento como si fuera la cabalgata de los Reyes Magos. 

Todo empezó con la llamada de una familia, reconoce la Policía Local. "Y fuimos de las primeras Policías en hacerlo", afirman. El gesto, difundido a través de la prensa, de la tele y de las redes sociales, se hizo tremendamente popular y enseguida empezaron a llegar las llamadas. Ahora, a diario reciben peticiones para que se pasen por distintas calles de La Isla para felicitar los cumpleaños de los niños a golpe de sirena. No pesa, afirman, aunque cada vez resulta más complicado atender todas las solicitudes que llegan. La cuestión es hacerles felices y ayudarles a sobrellevar una insólita situación que a todos ha pillado de sorpresa. 

El Ayuntamiento afirma que recibe cada día del orden de 15 a 20 peticiones para que la Policía Local se pase por distintas calles a la tarde. De todas se toma nota y a todas se intenta responder. Se trata -explica- de cumpleaños de niños y también de solicitudes para que se pasen los patrullas por la zona a dar ánimos a los más pequeños. Hay también peticiones de familias con hijos con necesidades especiales e, incluso, de mayores. 

"Hola, tengo a mi padre con Alzheimer en casa y su único aliciente es salir a las ocho cada tarde a aplaudir en el balcón", dice una de las peticiones más emotivas que ha llegado a la Policía en este sentido. Por supuesto, se pasaron por su domicilio. Y la familia respondió al Ayuntamiento con un emotivo mensaje de gratitud. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios