San Fernando

El colegio San Ignacio recoge su cuarta bandera verde como ecoescuela

El comité ambiental del colegio San Ignacio, con la cuarta bandera verde.

El comité ambiental del colegio San Ignacio, con la cuarta bandera verde. / Colegio San Ignacio

El colegio San Ignacio mantiene su compromiso con el medio ambiente desde el año 2005, año en el que inició su proyecto educativo basado en esta propuesta. Cuatro banderas verdes ha recibido este centro de San Fernando desde la primera conseguido en 2014, la última hace unos días en Sevilla.

Un total de 19 centros educativos andaluces ha recibido el Galardón Internacional Bandera Verde por su compromiso con la educación ambiental en el marco del programa Ecoescuelas, informaba la Junta de Andalucía hace unos días. De los distinguidos 14 renovaban el reconocimiento, entre ellos el colegio San Ignacio La Fundación Tres Culturas acogió la ceremonia en Sevilla.

La consejera de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, Patricia del Pozo, felicitaba al alumnado y a los docentes "por su implicación por mejorar su entorno más próximo y concienciar sobre la importancia del medio ambiente en el día a día de su vida familiar y social". Las ecoescuelas se han convertido, exponía, en un campo para el desarrollo de las competencias clave entre el alumnado, el intercambio de experiencias y el trabajo en equipo. Además, facilitan la introducción y el desarrollo de contenidos sobre las relaciones del ser humano con su entorno social y natural, el medio forestal y litoral, el cambio climático y la conservación de la biodiversidad.

Para San Ignacio se trata de la cuarta bandera azul, que tiene un periodo de vigencia de tres años, y que se renueva después de pasar una auditoría sobre los pormenores del proyecto educativo del centro. Desde el colegio se destaca esta edición por lograrse tras las dificultades de la pandemia y las circunstancias especiales que viven desde hace dos años por los problemas de las dependencias. Hay que recordar que el edificio principal (de Primaria) está cerrado tras el decreto del estado de ruina que hizo que el Ayuntamiento descartara una intervención para rehabilitarlo.

Hasta Sevilla se desplazaron los integrantes del comité ambiental, que componen alumnado y docentes, entre ellos el jefe de estudios, Juan Antonio Espinosa, que es responsable del grupo y que coordina las acciones que se desarrollan dentro del proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios