Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

San Fernando

Acuerdo para reparar los daños en el sendero entre San Fernando y Chiclana

Daños en una de las compuertas del sendero de Eurovelo que une San Fernando y Chiclana.

Daños en una de las compuertas del sendero de Eurovelo que une San Fernando y Chiclana. / D.C. (San Fernando)

Cinco meses después del cierre del sendero de Eurovelo que une las localidades de San Fernando y Chiclana a través del entorno de marismas y caños mareales se ha alcanzado al fin un acuerdo para afrontar las reparaciones de las dos compuertas afectadas por hundimientos del terreno que obligaron a clausurar la ruta tan solo un año después de su inauguración al no poderse garantizar la seguridad de los usuarios.

La actuación a realizar en las compuertas dañadas –las dos se emplazan en el término municipal isleño– se llevará a cabo entre Cupimar, la titular de los terrenos; y Tragsa, la empresa que ejecutó las obras entre 2021 y 2022; según ha podido confirmar este periódico.

Los detalles de la operación, no obstante, todavía no se han cerrado aunque se presume que, una vez alcanzado este acuerdo, las reparaciones no tardarán demasiado en ponerse en marcha para que el sendero –en el que la Consejería de Fomento y Ordenación del Territorio invirtió más de 2,6 millones de euros de la ITI (Inversión Territorial Integrada)– pueda reabrirse al público sin más dilación.

Al margen de esta solución, a la que se llegó en una reunión celebrada entre todas las partes implicadas a finales del pasado mes de marzo, la Junta de Andalucía se ha comprometido también a elaborar un protocolo para asegurar la conservación del sendero y su mantenimiento que presentará a una comisión de seguimiento.

La reunión celebrada hace un par de semanas para desbloquear la situación en la que se encontraba el sendero tras el hundimiento de las compuertas contó con la presencia de los responsables de la Dirección General de Ordenación del Territorio, de la delegación territorial, así como de la empresa pública Tragsa, Cupimar y del propio Ayuntamiento de San Fernando, además de jefes de servicio y personal técnico la Junta.

Se calcula que el coste de las reparaciones oscila entre los 40.000 y 50.000 euros en cada compuerta afectada. La intervención planteada entre Tragsa y Cupimar, en principio, pasa por la reparación de una de ellas y en la eliminación de la otra dado que los daños se consideran irreversibles.

El sendero cerró oficialmente el 3 de noviembre, aunque numerosas personas continuaron haciendo uso del mismo sorteando en su camino los socavones existentes y las compuertas en mal estado. Así que en el pasado mes de febrero se bloqueó completamente su acceso desde el puente Lavaera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios