San Fernando

Sentido homenaje civil y sindical a Feliciano García y a Jesús Gargallo

  • La Federación de Industria de CCOO saldó así "una deuda pendiente" con ambos sindicalistas, figuras clave en la provincia

Comentarios 1

El Centro de Congresos y Exposiciones Cortes de la Real Isla de León fue el escenario escogido para celebrar en la tarde del jueves el homenaje que la Federación de Industria de CCOO había preparado a Feliciano García y a Jesús Gargallo para tratar de saldar la deuda pendiente con los dos por el compromiso y el alto nivel de implicación con este sindicato que demostraron a lo largo de sus trayectorias, según explicó el máximo responsable de esta federación, Felipe López Alonso.

El secretario general de la Federación de Industria de CCOO cerró un emotivo acto en el que compañeros y políticos de los homenajeados destacaron la lucha que los dos representaron, Feliciano García en San Fernando y Jesús Gargallo en Cádiz, en defensa de la actividad de sus respectivas fábricas, además de las diferentes facetas de sus vidas en lo personal y lo laboral. Precisamente la proclama que marcó la trayectoria de ambos -"¡Astilleros no se cierra!"- fue el grito escogido por López Alonso para acabar su intervención.

Sobre el escenario, los semblantes de los dos flanqueaban el telón con un logo central de la Federación de Industria y abajo, una foto casi a tamaño real de una manifestación en defensa de los astilleros. Un compañero sindicalista de ambos hacía las veces de locutor, Ramón Outerelo, que se encargó de explicar a los presentes -familiares, compañeros, amigos y autoridades que abarrotaron el salón- las distintas etapas de las vidas de los dos homenajeados, en orden cronológico y con una cuidada exposición, y también de introducir las distintas intervenciones previstas.

El primero en tomar la palabra fue el alcalde de San Fernando como anfitrión, Manuel María de Bernardo y después el alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso. A continuación se proyectó un vídeo con testimonios de familiares, compañeros y amigos con las diferentes vivencias de ambos en su día a día en sus fábricas correspondientes, anécdotas incluidas, así como su labor en la lucha sindical. Incluso el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, explicaba aparte de su percepción personal sobre ambos, la trascendencia de la trayectoria de los dos, el significado que tienen y el ejemplo de compromiso y capacidad de trabajo que suponen para la militancia.

Tras el montaje continuó Outerelo que de inmediato dio paso al secretario general de CCOO Cádiz, Manuel Ruiz, quien destacó de nuevo la personalidad de los dos. De Feliciano García dijo que era una persona "tremenda", que siempre conseguía lo que se proponía, con dos obsesiones: su taller de calderería y Puerto Real. "Y si alguien llegaba con algún problema al taller de calderería, no era sólo suyo, sino de todos, de eso se encargaba Feliciano".

Y a Jesús Gargallo, Manuel Ruiz lo definió como hombre equilibrado y tolerante con una única obsesión: que los astilleros no se cerraran. "Y ahí están, lo consiguió. Ese compromiso y esa militancia formaban parte de él. Consiguió que la sociedad se implicara en la defensa de los astilleros hasta el final". El acto culminó con la entrega a las dos viudas de los homenajeados de sendas réplicas de sus respectivos carnés de CCOO a mayor tamaño que el secretario general de la Federación de Industria se encargó de obsequiar a modo de emotivo recuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios