San Fernando Cavada apremia a Educación ante el bloqueo de la escuela de adultos

  • Afirma que el traslado al nuevo edificio de la plaza San José puede comenzar de inmediato y el centro podría ponerse en marcha en días: solo falta la firma del consejero, Javier Imbroda

El nuevo edificio de la Escuela de Adultos, que sigue pendiente de su apertura.

El nuevo edificio de la Escuela de Adultos, que sigue pendiente de su apertura. / D.C. (San Fernando)

Son más de 600.000 euros de inversión municipal y la obra está acabada desde verano. Sin embargo, la nueva escuela de adultos que se ha habilitado en el edificio de la plaza de San José que durante décadas dio cabida a los Juzgados sigue sin abrir sus puertas. Y todo por un mero trámite administrativo que el Ayuntamiento aguarda desde hace meses. Eso asegura la alcaldesa, Patricia Cavada, que nuevamente ha apremiado a la Consejería de Educación para agilice este último paso que queda pendiente: la firma del convenio por parte del consejero, Javier Imbroda.

Dicho acuerdo –una actualización del que ya existía desde hace años para la relación de ambas administraciones en la enseñanza de adultos, que además se ha trabajado y consensuado con la Delegación Territorial de Educación– fue firmado por la regidora isleña el pasado 26 de diciembre y posteriormente remitido a la Junta para solventar idéntico trámite.

No obstante, ha lamentado hoy la alcaldesa, todavía no se ha recibido respuesta alguna por parte de Sevilla, lo que mantiene bloqueado el traslado al nuevo edificio de los dos centros en los que actualmente se imparte la enseñanza de adultos –el de la calle San Bruno y la denominada Casa Colorá– y, por ende, su posterior apertura y puesta en funcionamiento.

Cavada ha afirmado que dicha demora "no es de recibo" y ha lamentado la ausencia de explicaciones por parte de la Consejería de Educación mientras crece la impaciencia de los alumnos y un nuevo curso escolar pasa ya su ecuador.

La alcaldesa asegura que el traslado puede llevarse a la práctica de inmediato y que, en cuestión de días, el nuevo centro de adultos podría estar en funcionamiento. Incluso se cuenta ya con el mobiliario pertinente, en parte de nueva adquisición y en parte reutilizado de los centros actuales. Solo se espera la firma del convenio por parte del consejero cuyo retraso empieza a ser inexplicable para el equipo de gobierno.

Cavada ha anunciado también que la instalación del cableado –trabajos que inicialmente iba a asumir la Junta pero que posteriormente asumió también el Ayuntamiento– acaba también de ser adjudicada, de manera que la actuación se acometerá también en los próximos días. Son los últimos trabajos que quedan pendientes en el edificio y su puesta en marcha no impediría que pudiera iniciarse de inmediato el traslado, según las explicaciones dadas por el Ayuntamiento.

En esta situación, y sin que se hayan dado avances para la puesta en funcionamiento las nuevas instalaciones, la alcaldesa ha propuesto a la Junta "buscar fórmulas que permitan el traslado y la apertura del centro", que es en definitiva lo que interesa.

Con posterioridad, añade, ambas administraciones podrían seguir trabajando en el convenio sin perjudicar por más tiempo a los alumnos. El convenio actual –añade– da cobertura sobradamente a la actuación: "Podría sustentar este traslado mientras la Consejería decide cuándo firmará el nuevo y, si es necesario y creen que hay algún problema, volver a definir nuestra nueva relación jurídica", explica Cavada.

La regidora ha mostrado su sorpresa "por esta excesiva burocracia y por el enorme parón en la puesta en marcha de las instalaciones, puesto que habíamos trabajado todos los aspectos con la Delegación de Educación", y ha lamentado que "al final sean los alumnos los que paguen las consecuencias".

.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios