San Fernando

El Pleno confirma la retirada del azulejo

  • Los grupos municipales rechazan la propuesta del PP para restituir el azulejo del Sagrado Corazón

Retirada del azulejo del Sagrado Corazón. Retirada del azulejo del Sagrado Corazón.

Retirada del azulejo del Sagrado Corazón. / d.c.

El grupo popular se quedó solo ayer en su propuesta para devolver a la fachada principal del Ayuntamiento el azulejo con la imagen del Sagrado Corazón que fue retirado en octubre. Ningún grupo apoyó la moción que defendió el concejal Daniel Nieto. Todos, además, recordaron que el proyecto del Ayuntamiento, donde se contemplaba la retirada del retablo cerámico, había sido aprobado ya por el Pleno, por unanimidad y durante el anterior mandato, en el que gobernaba el PP. "Proponen que se vote en contra de una propuesta que hicieron ustedes", le recordó, en este sentido, Sí se puede. Tambien se mencionó el acuerdo de la junta de portavoces -y, afirmaron, secundado por el PP- para ceder el azulejo al Arciprestazgo, tal y como había solicitado ante su retirada.

Solo C's llegó a abstenerse. El resto de grupos votó en contra de la propuesta del PP. "No se puede ser tan sectario sobre algo que es mucho más sencillo", replicó Nieto, que aseguró que no existe ningún impedimento para conservar en la fachada del Consistorio este azulejo y que el proyecto solo alude en líneas generales a la eliminación de los elementos no originales "y solo se retira éste".

Fue un pleno el de ayer en el que predominaron en primera instancia los asuntos económicos al incluirse en el orden del día la dación de cuentas del último trimestre de 2017, lo que le sirvió al gobierno municipal para defender las inversiones llevadas a cabo -5,7 millones de euros - y al PP para recordar que se habían quedado sin invertir más de 17 millones de euros de los presupuestos. Sí se puede, sin embargo, aprovechó para reclamar en el debate la urgencia de negociar unos nuevos presupuestos y que estos fueran de izquierda.

Más controvertido fue el asunto de las cuentas de los grupos, que en cumplimiento del acuerdo alcanzado se presentaron en el pleno. El problema es que, debido a un error, dicha documentación fue aportada en el transcurso de la misma sesión, lo que indignó a la concejala no adscrita y al grupo de Sí se puede. Este último incluso llegó a levantarse y a abandonar la sesión en señal de protesta a pesar de que, como le recordó la alcaldesa, no se trataba de un punto que hubiera que votar sino del que simplemente se daba cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios