Polémica Elías Ahuja, el gaditano que da nombre al colegio mayor de Madrid con expulsados por gritos machistas

San Fernando

El PP de San Fernando pide una inspección de las obras que la edil de Urbanismo se está haciendo en su casa porque "hay indicios de irregularidades"

El PP pide una inspección de las obras de la casa de la concejala de Urbanismo

El PP de San Fernando ha vuelto a señalar a la concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, al apuntar a un cúmulo de posibles irregularidades en torno a la obra que está haciendo en una finca de su propiedad, que ha adquirido en pleno centro de San Fernando. 

El portavoz del grupo municipal y presidente de los populares isleños, José Loaiza, ha aludido a las denuncias realizadas por los vecinos en relación a "obras no autorizadas" y ha afirmado que hay suficientes indicios para considerar que la edil socialista se ha saltado a la torera el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (PEPRICH) al hacer las obras de su casa, "lo que no se hubiese permitido a cualquier otro isleño".

"El PEPRICH nos obliga a todos, no se puede saltar la norma por ser la teniente de alcalde de Urbanismo", ha denunciado Loaiza, que ha exigido una inspección urbanística del inmueble para aclarar la situación. 

El portavoz del principal grupo de la oposición, que ha referido incluso la existencia de documentos gráficos que atestiguan esas posibles irregularidades, ha planteado incluso que para evitar un posible conflicto de intereses por parte del personal de Urbanismo dicha inspección se lleve a cabo por parte de la Comisión Provincial de Patrimonio

Y ha emplazado a la alcaldesa, Patricia Cavada, a "tomar cartas en el asunto para no ser cómplice" y a cesar a Claudia Márquez si ésta no dimite una vez que se compruebe la existencia de estas irregularidades urbanísticas cometidas, precisamente, por la responsable de este área en el Ayuntamiento, "que todo apunta a que sí por los indicios que hay". 

 

Loaiza ha aludido también al papel de Claudia Márquez en el procedimiento abierto por los Juzgados al denunciar al personal de la Empresa de Suelo Isleña (Esisa), que es una entidad municipal que preside la propia edil, en relación con las obras para la rehabilitación del bloque 5 de la barriada Bazán con los fondos de la ITI, donde tiene vínculos familiares. "Son muchas las cosas que tiene que aclarar", ha apuntado el portavoz del PP isleño. 

En cuanto a las obras realizadas en el inmueble propiedad de la edil, la formación ha apuntado que se trata de un inmueble expresamente catalogado y protegido en el Plan Especial de Protección y Reforma del Casco Histórico y, por tanto, en el que están explícitamente prohibidas una serie de actuaciones al objeto de preservar el patrimonio local. No obstante, ha apuntado Loaiza, hay denuncias de vecinos e indicios de que se ha levantado una medianera y de que se han llevado a cabo ampliaciones horizontales y verticales en la vivienda saltándose la normativa vigente. De ahí que pida la inspección urbanística para demostrar las irregularidades supuestamente cometidas por la edil de Desarrollo Urbano. 

El PP ha mostrado también sus dudas ante la inspección de oficio que Urbanismo, dado el estado de conservación del inmueble, acometió en su día en la vivienda antes de que fuera adquirida por Claudia Márquez, cuando era propiedad de una fundación vinculada al Obispado de Cádiz, lo que derivó en una orden de ejecución por parte del Ayuntamiento y en la posterior venta de la vivienda por parte de la propiedad al no ser ya de interés para dicha fundación y no poder afrontar las obras que se le pedían desde Urbanismo: "Y mire que suerte, que el nuevo propietario del inmueble fue la señora Márquez", apunta Loaiza, que se pregunta si la edil no ha hecho uso de información privilegiada desde su cargo como responsable de Urbanismo e, incluso, si esa inspección de oficio de Urbanismo "se hizo a sabiendas".

"Después de lo de Esisa y lo del bloque 5 de la Bazán nos podemos esperar cualquier cosa", afirma el presidente del PP, que tras consultar el expediente de la obra denuncia  que las obras que se han llevado a cabo superan de largo lo que se planteaba en la orden de ejecución. "Incluso desde Urbanismo se le dijo que no se podían hacer determinadas cosas como una chimenea o una piscina cubierta, que eso está en el expediente". 

Loaiza, además, ha advertido que toda la finca ha estado tapiada durante las obras para que no se pudiera ver lo que se hacía en el interior. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios