Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

San Fernando

Leiva encumbra el Bahía Sound Day en San Fernando

Leiva, durante el concierto que ofreció en el Bahía Sound Day de San Fernando.

Leiva, durante el concierto que ofreció en el Bahía Sound Day de San Fernando. / Germán Mesa

La segunda edición del Bahía Sound Day -un macroconcierto que reunió el sábado en el gran escenario del verano isleño a los Dalton, Leiva, Viva Suecia y Second- cumplió las expectativas. Y de sobra. El público, multitudinario, llenó hasta la bandera el recinto -pocas veces se ha visto así de abarrotado- hizo caso omiso a los mosquitos y al calor y se entregó por completo y apasionadamente a la música: bailando, bebiendo, coreando letras desde el primer estribillo y viviendo una larga noche lo más intensamente posible.

Como si fueras a morir mañana cantaba Leiva, que era el culpable de todo esto, en el momento más álgido de la actuación. Y el tema no podía ser más oportuno. Carpe diem, que el verano se acaba y agosto saluda ya a su ecuador. 

El artista madrileño compartió con la banda Viva Suecia la cabecera del cartel del Bahía Sound Day en San Fernando. Y arrasó desde el primer tema, Sincericidio, con el que de inmediato puso a cantar al público aquello de Te quiero reventar la boca, te quiero aunque no vuelvas hoy... 

Leiva, en el Bahía Sound Day. Leiva, en el Bahía Sound Day.

Leiva, en el Bahía Sound Day. / Germán Mesa

Recalaba en La Isla con su gira Cuando te muerdes el labio y una cuidada puesta en escena que desprendía cierta elegancia rockera -muy acorde con su estilo- mientras las mejores canciones de su repertorio se sucedían casi sin tregua una detrás de otra: Guerra mundial, Lobos, La lluvia en los zapatos... 

Leiva, a lo largo de algo más de una hora de concierto, lo dio todo en el escenario a pesar de que -confesó- acababa de pasar por una grastroenteritis que lo había dejado algo tocado. "Si me caigo no forma parte del espectáculo", avisó en broma. Desde luego, esos achaques no se le notaron en el Bahía Sound Day, donde cumplió de manera impecable con sus muchos, muchos seguidores. "Es un superlujo estar aquí", reconoció antes de aplaudir la "luz tan bonita" y la "buena onda" de la bahía gaditana y de agradecer al público el "esfuerzo" que supone pagar una entrada, un gentil gesto que el cantante suele tener siempre en sus conciertos. 

Por eso prometió hacer que la velada fuera "impagable". Y a ello se dedicó con afán, guitarra en mano y, por supuesto, sin separarse de ese sombrero que es su seña de identidad. Y lo consiguió. Bastaba ver al público entregado mientras interpretaba Terriblemente cruel, uno de los hits más conocidos de su álbum Pólvora, para percatarse de ello.

Aspecto que presentaba Bahía Sound durante el concierto de Leiva. Aspecto que presentaba Bahía Sound durante el concierto de Leiva.

Aspecto que presentaba Bahía Sound durante el concierto de Leiva. / Germán Mesa

El concierto, en realidad, fue una sucesión de momentazos sin interrupción que elevaron la categoría del festival isleño: Superpoderes, Breaking bad, Flecha... La música funcionaba, hacía su magia. Y el público disfrutaba de un variado repertorio que abarcó toda la trayectoria musical de Leiva: desde algunos temas de su último disco -Histéricos, Cuando te muerdes el labio- hasta las canciones "de los viejos tiempos", como el mismo las llamó. Se refería, claro, a los temas de la época de Pereza, antes de iniciar su carrera en solitario. Entre ellos, Como lo tienes tú, Estrella Polar o Princesas. Huelga decir que recordar esos estribillos de década de los 2000 fue algo que le encantó a la gente.

De hecho, Leiva escogió Lady Madrid para poner el broche de oro al concierto en plena euforia del público, al que sin duda todo le supo a poco. Aunque había noche para rato, porque después de su actuación quedaba todavía Bahía Sound hasta altas horas de la madrugada con Viva Suecia y Second. 

Leiva, en un momento del concierto que ofreció en el Bahía Sound Day de San Fernando. Leiva, en un momento del concierto que ofreció en el Bahía Sound Day de San Fernando.

Leiva, en un momento del concierto que ofreció en el Bahía Sound Day de San Fernando. / Germán Mesa

Leiva, en todo caso, se despidió agradeciendo al público "el cariño y el respeto" y reconociendo que se había encontrado "supercómodo" en La Isla. Tanto que llegó a pedir incluso un aplauso para los camareros de las barras, a los que veía trabajar sin parar desde la altura del escenario. 

En el repertorio, por supuesto, no faltaron imprescindibles como La llamada, la banda sonora de la película del mismo nombre -escrita y dirigida por Los Javis- con la que en 2018 consiguió el premio Goya a la Mejor Canción Original. Fue uno de los momentos más especiales de la noche, claro. También cuando cantó No te preocupes por mí, que fue otro de esos temas que encandilaron a un público entregado a Leiva por completo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios