San Fernando

Dependencia herida

  • La Junta abona abril y mayo, a través de Dependencia, lo que permite a las entidades calmar su situación · Empleo sigue sin pagar desde hace varios años

Comentarios 8

Los impagos de las administraciones amenazan con destruir la red de centros asistenciales para personas dependientes existente en España. Por supuesto, en la provincia. La Federación de asociaciones de Alzheimer destapó la situación con una movilización hace unas semanas en San Fernando a la que también acudieron otros colectivos de ayuda mutua. Se quejaban de que la Administración autonómica no pagaba y eso para ellos es una situación insostenible. La Dependencia se encuentra herida, pero no herida de muerte. "Vamos a salir pa'lante. No nos van a hundir". Son las palabras de la presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer Afa Vitae, María Pepa Rodríguez. Tanto esta entidad como las otras que realizan esta labor social y solidaria en San Fernando trabajan para buscar alternativas y seguir adelante con este importante trabajo.

José Manuel Porras, director de la Unión de Parálisis Cerebral (Upace) de San Fernando, reconocía que han intentado lograr financiación a través de las entidades bancarias con las que siempre han trabajado. Sin respuesta de éstas, ha abierto negociaciones, otros cauces. Tiene que pagar a sus empleados, para lo que destina precisamente el dinero que recibe de las administraciones. El 80% del presupuesto va para la plantilla, el otro 20% lo asume la entidad, pero con ese dinero que mueve por sí mismo no puede cubrir todos los gastos. Hasta hace nada la Junta les debía en torno a 800.000 euros, entre Empleo (que no paga desde 2009), Educación -que sólo ha desembolsado lo correspondiente al primer trimestre- y Dependencia. Ésta última ha pagado su parte de los meses de abril y mayo, no así junio y julio, ya vencido, y sí otros atrasos de 2011. "Nos ha abonado en torno a 200.000 euros, pero todavía queda más", advirtió. Con esa cantidad han pagado nóminas, seguros sociales y el IRPF. Es un tema que le preocupa. "El convenio del sector se ha cerrado recientemente con una congelación general de 2010 a 2016. Y eso cuando el 80% del personal cobra en torno a unos 900 euros brutos".

Efectivamente, la Agencia de la Dependencia ha pagado a otros colectivos. Parkinson Bahía de Cádiz, concretamente, ha recibido el dinero de abril y mayo por las plazas concertadas de su Unidad de Día. "Parece que empieza a normalizarse la situación en este sentido", comenta la directora, Lola Garzón. Alzheimer también ha recibido la partida de mayo por las plazas concertadas de la residencia, pero sigue sin recibir el dinero de la Unidad de Día. Tampoco del programa Respiro para las familias, que no se abona desde enero. "Se han quedado 40 familias sin poder venir sábados y domigos y han suspendido este programa", se lamentó Mari Pepa Rodríguez.

Como Upace, ni Parkinson ni Afa Vitae han recibido lo que les adeuda Empleo. "Desde 2011", apunta la directora de Parkinson. "A nosotros nos deben unos 200.000 euros de contratos indefinidos desde hace años", aclara la presidenta de Alzheimer, que critica que aún con todo se vuelva a sacar la convocatoria de subvenciones en enero. "Si no tienen dinero para pagar", insiste. Sus reclamaciones a la Junta se extienden también al Ayuntamiento de Cádiz -con el de San Fernando está al día-: "Tampoco nos ha pagado desde hace tres años".

Las entidades de ayuda mutua lo están pasando mal. No lo niegan. El empuje recibido en los últimos años se ha desinflado en cuanto la crisis ha golpeado fuertemente. "Las personas con discapacidad, dependientes, fueron los últimos en incorporarse al sistema, al estado del bienestar, y ahora son las primeras en salir", lamenta Porras. Seguirán luchando, eso sí, por mantener ese estado del bienestar. De esa misma opinión es Mari Pepa Rodríguez.

La nueva situación del Gobierno andaluz, con los cargos ya nombrados, ayuda mucho en las labores administrativas de estas entidades. Ya tienen a personas con responsabilidad a la que recurrir, con las que enfrentarse, a quienes reclamar una solución para todos estos problemas. La situación se ha desbloqueado en cierta forma. "Por lo menos ya sabemos quién es el nuevo delegado de Salud y Bienestar Social", comenta la responsable de Afa Vitae. Se trata de Ángel Acuña. Con él pretenden los responsables de Parkinson Bahía de Cádiz tener una reunión en septiembre cuando vuelvan de las vacaciones. También quieren tener un encuentro con el responsable de la Agencia de Dependencia, Jesús Huerto. Upace ya se reunió con este organismo, que le advirtió de los recortes en esta materia desde el Gobierno central. "Hay 18 millones más de recortes, en total 88 millones. Si quieren acabar con la ley deben decirlo", señala su director. "Hemos quedado que a finales de agosto debemos presentar un estudio de impacto, cada federación el suyo, para después hacer una puesta en común", cuenta.

Mientras tanto, las asociaciones continúan con su atención a los dependientes y la gestión de esta asistencia. "Haciendo números. Haciendo virguerías", defiende Mari Pepa. "No hemos echado a nadie, aunque no se han renovado algunos contratos cuando han cumplido", reconoce. "Vamos a luchar por mantener el centro, por la enfermedad. Vamos a continuar. No nos van a hundir", asegura convencida después de años de trabajo para ofrecer una calidad de vida a todas estas personas que lo necesitan y a sus familias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios