San Fernando

El Ayuntamiento acude al rescate de Esisa ante su falta de liquidez

  • Planteará en el pleno una auditoría, un plan de viablidad y la renuncia al pago de dividendos además de una operación para facilitar la venta de las plazas de garajes a las que no da salida

Una imagen de archivo en la que se ve un cartel anunciando una promoción que no se llevó a cabo. Una imagen de archivo en la que se ve un cartel anunciando una promoción que no se llevó a cabo.

Una imagen de archivo en la que se ve un cartel anunciando una promoción que no se llevó a cabo. / e.p.

Años de crisis inmobiliaria, sin planes de vivienda y sin poder afrontar la construcción de nuevas promociones han pasado factura a la Empresa de Suelo Isleña (Esisa), cuya falta de liquidez se ha convertido desde hace tiempo en un verdadero problema para el Ayuntamiento, que es su propietario al cien por cien y, por ende, su responsable exclusivo.

Ayer, el equipo de gobierno anunció un paquete de medidas que trasladará al próximo pleno ordinario -que se celebrará el jueves 30- con el único propósito de sanear las cuentas de Esisa y de solventar sus acuciantes problemas económicos para, precisamente, garantizar su continuidad en el futuro y evitar su desaparición. Porque el ejecutivo, a pesar de la situación actual de la empresa municipal, está totalmente convencido de que es el mejor instrumento que puede tener el Ayuntamiento para resolver de cara al futuro "un servicio fundamental", como es la labor social del mercado de la vivienda en alquiler o en venta una vez que la situación se normalice.

El Ayuntamiento no duda respecto a la continuidad de la empresa municipal

Es tajante al respecto. Por ahora, la disolución de la Empresa de Suelo no es una opción. Así que de lo que se trata es de adoptar las medidas necesarias para sacar a flote la empresa municipal. Y eso pasa por asumir desde el Ayuntamiento ciertas cuestiones, como renunciar a los dividendos pendientes de pago que se arrastran desde ejercicios anteriores, lo que en definitiva no es sino asumir sobre el papel la realidad económica de la situación de Esisa. "No tiene sentido que mantengamos como activo en las cuentas del Ayuntamiento unas deudas de Esisa que sabemos que no va a poder afrontar, especialmente cuando probablemente este reparto de dividendos nunca se debió aprobar teniendo en cuenta la situación de la empresa municipal", explicó el concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, el socialista Conrado Rodríguez.

A eso se sumará otra propuesta que el equipo de gobierno planteará también en el pleno: la realización de una auditoría que tendrá por objeto proporcionar "una foto fija" de la situación actual de la empresa municipal. "No se hace para fiscalizar -explicaba Rodríguez en declaraciones a este periódico- sino para tener una imagen clara de cómo está Esisa". También se quiere aprobar un plan de viabilidad.

La tercera de las medidas propuestas incide en una de las cuestiones que más lastra las cuentas de la Empresa de Suelo: la fallida inversión que se llevó a cabo para afrontar las obras para la construcción del aparcamiento subterráneo de la plaza Emperador Carlos. El pago del préstamo que se sucribió para afrontar esta actuación es una de las deudas más importantes a las que tiene que hacer frente Esisa, lo que unido a sus escasos ingresos incide en su falta de liquidez. Al pleno se propondrá así el inicio del expediente para la reversión de la concesión demanial de estos aparcamientos y de los construidos también casi al mismo tiempo en la barriada Coronación, una operación urbanística que permtirá cambiar jurídicamente la calificación del subsuelo para dar salida por fin a las numerosas plazas que todavía hoy -y a pesar del tiempo transcurrido desde las obras- siguen sin ocuparse. De lo que se trata, explicaba el concejal de Desarrollo Económico, es de conseguir que Esisa pueda vender estos aparcamientos, algo que actualmente, dada su catalogación como dominio público, resulta imposible. Eso obliga a recurrir a la fórmula de la concesión administrativa, que resulta muy poco atractiva para los potenciales clientes, dispuestos a comprar pero no a pagar religiosamente cada mes durante un tiempo sin convertirse finalmente en propietarios de garajes y trasteros.

Desde el Ayuntamiento -y esto entra dentro del plan de viabilidad- se ha advertido de que Esisa tiene también "una importante oportunidad" con la comercialización de las parcelas que tiene en el malogrado polígono industrial de Fadricas II, otra de las inversiones que pasa factura a la empresa municipal al ser suelos que no disponen de acometida eléctrica. Una situación, insiste el gobierno municipal, que cambiará en breve puesto que ya se han adjudicado las obras de electrificación del polígono.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios