San Fernando

El Ayuntamiento de San Fernando pagó sus facturas en una media de 21,6 días en 2020

  • En diciembre registró el mejor dato del periodo medio de pago en todo el año: 10,3 días de plazo

  • "Así inyectamos liquidez a pequeñas y medianas empresas en plena crisis del Covid-19", afirma el concejal de Presidencia, Conrado Rodríguez 

Acceso a la Alcaldía de San Fernando. Acceso a la Alcaldía de San Fernando.

Acceso a la Alcaldía de San Fernando. / D.C. (San Fernando)

El Ayuntamiento isleño despidió 2020 con Periodo Medio de Pago (PMP) a proveedores de 10,30 días, lo que supone –según las cifras que maneja el Ministerio de Hacienda– que durante diciembre hizo frente al pago de sus facturas en un tiempo récord. El concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, ha echado mano al dato, que es además el mejor que se registró durante todo el año, para subrayar el impacto positivo que acarrea la agilidad en la tramitación de las facturas, que ha alcanzado un ritmo hasta ahora desconocido.

"Hemos asumido el reto de ser la administración que mejor pagamos a nuestros proveedores", ha afirmado el concejal socialista. Con ello –insiste– no solo se aspira a una buena gestión económica sino también a "inyectar liquidez" en las pequeñas y medianas empresas de San Fernando y el entorno que trabajan con el Ayuntamiento, algo que adquiere una importancia tremenda en plena crisis desatada por la pandemia. De ahí, insiste, el Plan Factura Cero que se puso en marcha el año pasado duro para ayudar a paliar el frenazo del confinamiento durante el primer estado de alarma.

Lo cierto es que los datos del PMP registrados en 2020 han sido los mejores que hasta el momento se ha apuntado el Ayuntamiento isleño. La media de todo el año se sitúa en 21,66 días, que supuestamente viene a ser el tiempo aproximado que tardan en pagarse las facturas desde el Consistorio.

El dato se sitúa por debajo de la media de 2019, que en conjunto fue de 25,3 días; de la de 2018, que fue de 28,34 días; y por supuesto de las de los años anteriores, en las que no se bajó de los 40 días: 44,5 días en 2017 y algo más de 49 en 2016.

La tendencia resulta evidente, aunque hay que apuntar que fue a partir de la introducción de la factura electrónica cuando este indicador económico empezó a bajar por debajo de los 40 días hasta llegar a la situación actual.

Solo en una ocasión a lo largo del último ejercicio –enero de 2020– se situó el PMP por encima del plazo legal de los 30 días que establece la normativa y lo hizo por debajo de un punto (30,8). El resto de meses, la media osciló entre los 27 y los 15 días de plazo: febrero (27,33), marzo (19,01), abril (17,71), mayo (20,50), junio (15,89), julio (24,30), agosto (23,80), septiembre (23,83), octubre (24,50), noviembre (22,68) y diciembre (10,30).

"Todo redunda en un posicionamiento positivo que favorece la creación de empleo", ha afirmado el concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, al insistir en esa inyección económica que permite a muchas pymes locales la diligencia en el pago de las facturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios