URGENTE Navantia construirá cinco buques más para Arabia Saudí

San Fernando

El Ayuntamiento de San Fernando habla de "congelar" impuestos y ampliar bonificaciones para afianzar la recuperación en 2022

  • El equipo de gobierno ya tiene lista la propuesta de ordenanzas fiscales que en los próximos días se llevará a comisión informativa para posteriormente afrontar su aprobación inicial en el pleno 

Ordenanzas fiscales de 2022 para San Fernando

Con el objetivo de la reactivación económica en el horizonte y el impacto de la pandemia a la espalda, la propuesta de ordenanzas fiscales para 2022 que el gobierno municipal ha terminado de redactar y que en pocos días se presentará en comisión informativa previa a su paso por el pleno pasa por lo que, en términos generales, el delegado de Presidencia y Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, ha llamado "una congelación" de esos impuestos y tasas municipales que se empezarán a aplicar a partir del próximo 1 de enero. 

Dicha congelación, ha repetido el primer teniente de alcaldesa, supondrá en la práctica "una dismunición de la carga fiscal" que soportan los isleños dada la tasa de inflación que existe actualmente. Pero además, esa propuesta de ordenanzas fiscales que se ha ido matizando en los último años  "mejora y consolida" un amplio abanico de bonificaciones con un triple objetivo: conseguir que aumente la actividad económica en el municipio, que abran nuevos negocios y se instalen empresas en la ciudad, para impulsar la creación de empleo y, de paso, alcanzar ese "cambio de modelo productivo" que para el ejecutivo municipal se ha convertido en su mantra particular; favorecer la adopción de medidas que redunden en la protección ambiental y en la lucha contra el cambio climático; y, por último, fortalecer lo que se ha dado en llamar el "escudo social". 

Efectivamente, el equipo de gobierno que comparten PSOE y Cs parte de una congelación del tipo impositivo que se aplica al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que es uno de los que más preocupa y de los que, por ende, más afecta al bolsillo de los isleños. Y a la vez confía en que los valores catastrales -la otra parte que afecta a este impuesto- se mantengan también congelados, como ya ocurriera el año pasado; aunque lo cierto es que por el momento, y a pesar de las consultas realizadas desde el Ayuntamiento isleño, no hay nada a lo que agarrarse, ni referencias ni indicadores del Ministerio que permitan adivinar qué va a pasar con dichos valores catastrales. Se trata más bien de una previsión realizada teniendo en cuenta lo ocurrido el año pasado, en el que los municipios se vieron en la misma tesitura, el contexto económico y tras consutar con otros ayuntamientos. 

El otro capítulo de esa receta fiscal que ha pulido el gobierno municipal con la idea de hacer de 2022 el año de la recuperación económica son las bonificaciones. A las habituales, las que se vienen aplicando desde hace ya varios años, se han sumado algunas nuevas y se han añadido algunas modificaciones con el propósito de llegar a más gente, ha explicado Conrado Rodríguez. 

Y entre ellas se incluye la ampliación de la exención hasta julio de 2022 de la tasa por ocupación de la vía pública para las terrazas para favorecer así la recuperación de un colectivo especialmente castigado por la pandemia, el de los hosteleros. 

Hay, además, bonificaciones en el IBI para nuevas instalaciones de empresas que se consideren de interés municipal y otras en el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras) que irán del 15 al 50% en función del número de empleos creados. El límite para que las empresas puedan acceder a estas bonificaciones se ha rebajado también de 300 puestos de trabajo a 250.  

Y recuerda Conrado Rodríguez que San Fernando es "el único municipio de la Bahía que no cobra licencias de apertura para establecimientos menores de 1.000 metros cuadrados". 

El delegado de Presidencia y Desarrollo Económico ha insistido además en las bonificaciones vinculadas a "nuestra apuesta en la lucha contra el cambio climático". Así se bonificarán al máximo que permiten la ley el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) para los coches eléctricos y se ampliará hasta el 50% la ampliación del IBI para aquellas viviendas que acometan instalaciones para aprovechar la energía renovable (placas fotovoltaicas). 

El tercer paquete de bonificaciones planteado en la propuesta de ordenanzas fiscales hace referencia a las medidas sociales, según el equipo de gobierno. Así, se plantean también rebajas en el ICIO que van desde el 30 al 95% (en el caso de que sean entidades sin ánimo de lucro) para todas las entidades que se dediquen a fines sociales, una medida -advierte el equipo de gobierno- que puede tener mucho calado en una ciudad en la que conviven múltiples entidades y asociaciones de ayuda mutua. 

Otra importante modificación de las ordenanzas llega con las plusvalías, el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTN). En este sentido, se ha incluido una bonificación que puede llegar al 95% para aquellas actividades que sean declaradas de interés municipal y, por otro lado, se han actualizado los coeficientes de los valores catastrales del suelo para que más personas puedan acogerese al rango de bonificaciones que va del 15 al 90 por ciento (en función de dicho valor catastral). Eso -ha afirmado Conrado Rodríguez- permitirá "llegar a más gente y en más cantidad". 

En la redacción de las ordenanzas se ha afinado también para que en determinadas tasas -puestos de venta ambulante, mercadillos, mercados municipales- en el caso de que la actividad no se pueda desarrollar por causas que no sean imputables a los sujetos pasivos -como ocurrió con la pandemia y el confinamiento- no se devenguen dichas tasas y, en el caso de que ya se hayan cobrado, se pueda tramitar su devolución. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios