cultura

Arte con advertencia ecologista

  • Nando Díaz expone en el interior del Castillo de San Romualdo la muestra 'La mano del hombre', con la que lanza una llamada de atención ante la contaminación de los mares

Nando Díaz, junto a algunas de las obras que expone en el Castillo de San Romualdo. Nando Díaz, junto a algunas de las obras que expone en el Castillo de San Romualdo.

Nando Díaz, junto a algunas de las obras que expone en el Castillo de San Romualdo. / román ríos

Un vídeo da la bienvenida a las personas que se adentran en la exposición temporal La mano del hombre, que desde hace unos días se muestra en las dependencias del Castillo de San Romualdo. El audiovisual muestra imágenes de los mares, donde los peces sufren las consecuencias de desechos plásticos, pero también donde el agua y sus criaturas marinas exhiben en plenitud toda su belleza. "La naturaleza siempre se abre paso", concreta Nando Díaz, el autor de esta peculiar exposición.

Su obra, en realidad, aborda un viaje cronológico a través de la historia de la humanidad, como él mismo explica. La exposición -que se divide en tres espacios principales: pasado, presente y futuro- ha sido realizada principalmente a partir de materiales reciclados de las playas. "Son elementos que todos podemos encontrarnos en nuestras costas en cualquier día de playa", explica el autor. La mayoría de ellos son objetos hallados en la playa de Camposoto, aunque Díaz precisa que, en realidad, "hay también de otras playas de la provincia, como Torregorda".

Botellas de plástico, amarres o incluso restos de algunas piezas militares forman la materia prima de las obras de arte y ponen de manifiesto la cantidad de residuos diferentes que podemos encontrar en el litoral gaditano.

La exposición comienza con una representación de la explosión del Big Bang y los primeros momentos de creación del universo. Una de las obras aquí localizadas, la que representa el Big Bang, ha sido la de más difícil realizar, como el propio autor reconoce. "En esta obra he usado un televisor y algunos elementos desarrollados con pintura rupestre", apostilla.

De esta manera, Nando Díaz pretende transmitir su mensaje: el reciclaje y la necesidad de cuidar el planeta. A partir de elementos materiales, el autor da forma a su mensaje: una llamada de atención para asegurar el futuro del planeta. Una de estas obras, Muerte del mar, trata de representar cómo el ser humano está tratando a este elemento. "Es una de las obras que más le está gustando a la gente, la gente siente que estamos secuestrando al mar", dice el autor.

La exposición -dice Nando- impacta en el espectador. "Por lo general, la gente mayor se molesta y los jóvenes se sorprenden". Se molestan -matiza- porque las anteriores generaciones eran mucho más conscientes y respetuosas con el entorno que ahora, mucho más ecologistas si se prefiere el término.

El montaje de esta muestra también ha llegado a cambiar la concepción del mundo que tenía el propio autor. "Hay muchas cosas que podemos cambiar en nuestro día a día, tenemos que intentar dejar cada lugar en el que estamos mejor que como nos lo encontramos", solicita.

La última parte de la exposición se centra en el futuro. Para el autor es necesario actuar en este momento, que cree que puede convertirse en un punto de inflexión para el mañana. La situación -insiste- debe cambiar."El ser humano no puede continuar girando la cabeza y mirando para otro lado a esta realidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios