San Fernando

Amede rescata el nombre de los militares represaliados en La Isla

  • El colectivo memorialista organiza un acto de homenaje en el centro de congresos

Un momento de la lectura organizada por Amede. En la imagen, Gonzalo Alías (de IU) que también tomó la palabra. Un momento de la lectura organizada por Amede. En la imagen, Gonzalo Alías (de IU) que también tomó la palabra.

Un momento de la lectura organizada por Amede. En la imagen, Gonzalo Alías (de IU) que también tomó la palabra. / román ríos

Comentarios 1

Fue un acto sencillo. Se trataba fundamentalmente de recordar sus nombres para rescatarlos de décadas de olvido. La Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática, Social y Política de San Fernando -Amede- recordó así la jornada del 18 de julio, en la que dio comienzo la Guerra Civil española. En el vestíbulo de las instalaciones municipales del centro de congresos se reunió para proceder a la lectura pública de los nombres de los militares que fueron fusilados en La Isla por no sumarse a la sublevación y permanecer fieles a la República. Murieron entre 1936 y 1941 por aplicación del Bando de Guerra o a consecuencia de consejos de guerra, recordaron desde el colectivo. "Todos ellos -marinos e infantes de marina en su mayoría- siguen enterrados en las fosas comunes", lamentaron.

El acto, que contó también con la participación del Ateneo Republicano y Memorialista de la Isla (Armi), fue iniciado por Miguel Ángel López Moreno, que repasó la historia de los militares que murieron por mantenerse leales al juramento prestado al gobierno de la República. Posteriormente, por el atril pasaron distintas personalidades, representantes de asociaciones y familiares que, uno a uno, fueron recordando los nombres de estos militares. El acto se cerró con una reflexión poética de José Mesa Núñez.

Cavada destaca la "sensibilidad" del gobierno municipal con la memoria histórica

También estuvo presente en este homenaje la alcaldesa, Patricia Cavada, que aprovechó para recordar el compromiso del equipo de gobierno con la memoria histórica, que recientemente se ha puesto en práctica con la retirada de cuatro placas conmemorativas de distintos puntos de la ciudad, entre ellas, la dedicada a los hermanos Laulhé que se situaba en la plaza del Rey, que ha sido el ejemplo más llamativo.

La regidora se refirió así a la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, que entró en vigor en 2017, que complementa la aprobada por Zapatero en 2007 y que obliga a ayuntamientos e instituciones a afrontar la retirada de todos estos símbolos y elementos.

"Era un paso más en la aplicación de las leyes de Memoria Democrática de Andalucía y de Memoria Histórica, unida a las actuaciones emprendidas por este Ayuntamiento como el cambio en el nomenclátor de calles como así se aprobó en el pleno municipal", aseguró Cavada, que también aludió a las actuaciones coordinadas con la Junta de Andalucía y la Diputación en relación a las exhumaciones que se están llevando a cabo en el cementerio de San Fernando en relación a la fosa común.

"Este gobierno ha apostado por resarcir la memoria de quienes fueron asesinados defendiendo los valores de la libertad y la democracia", manifestó Cavada, al subrayar la "sensibilidad" del gobierno local con la memoria histórica. "Por eso es importante que los presupuestos municipales cuenten con una partida suficiente para acometer este ejercicio de dignidad y de compromiso con estas familias y con la memoria democrática".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios