San Fernando

Acosafe alerta de la agónica situación del comercio en San Fernando y pide un rescate para el sector

  • Las restricciones a la actividad no esencial han sido la gota que ha colmado el vaso tras casi un año de pandemia 

  • La situación, afirman, es "inaguantable": "Hacen falta ayudas directas"  

Calle San Rafael, una de las principales calles comerciales de La Isla, fotografiada hace una semana. Calle San Rafael, una de las principales calles comerciales de La Isla, fotografiada hace una semana.

Calle San Rafael, una de las principales calles comerciales de La Isla, fotografiada hace una semana. / Sonia Ramos (San Fernando)

Las restricciones a la actividad no esencial que se han puesto en marcha en San Fernando tras superar la tasa de contagio de los 1.000 casos han sido el golpe de gracia para el comercio tradicional tras casi un año de pandemia. La situación -ha advertido la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosafe)- es inaguantable para los autónomos que forman un sector que acusa ya evidentes señales de desgaste y que cada vez se aleja más de la recuperación. 

Para la entidad, los comerciantes -con la caja vacía y la baraja echada y sin poder abrir- están en "un callejón oscuro y sin salida". 

Por eso ha sido tajante al exigir a todas las administraciones públicas ayudas directas para permitir que sobrevivan el comercio y la hostelería locales. 

"Aún a día de hoy existen comercios y hosteleros pendientes de cobro de la pequeña ayuda del programa Impulso que puso en marcha nuestro Ayuntamiento, ayudas que no sobrepasan los mil euros, con una demora ya de nueve meses para el pago de las mismas", señala Acosafe en un comunicado. "Solicitamos ayudas directas al tejido comercial, indemnizaciones o compensaciones, como han realizado otros países de la Unión Europea, a todo autónomo o empresario que haya sido limitado su horario o se le haya impuesto el cierre del mismo".

Porque las restricciones siguen. El comercio no esencial sigue sin poder abrir pero -explica- hay que seguir pagando las cuotas de la seguridad social, los impuestos, el alquiler, los recibos de la luz, el agua, el IBI, las facturas de los proveedores.... Y tras casi un año el margen para poder seguir adelante es más bien inexistente. "Esto es inaguantable para el pequeño comercio, los ánimos de muchos de ellos están decayendo ante la impotencia y la falta de ayuda que reciben de las administraciones", afirma Acosafe

"El Gobierno debe plantearse con extremada urgencia un rescate para el comercio y la hostelería", afirma la asociación isleña. "Muchas familias dependen de sus negocios y ya no soportan más esta situación. Los cierres de locales va en auge y son inminentes de un día a otro".

"Es triste ver tus calles con barajas bajadas. El comercio da vida a la ciudad, activa la economía, atrae al turismo, es motor de empleo...", insiste el colectivo, que ha lanzado un llamamiento a la ciudadanía para que sea fiel al comercio de toda la vida y compre en sus establecimientos "no en las grandes plataformas, que son las únicas que están sacando partido de todo esto mientras nuestra ciudad se va muriendo lentamente". 

También se ha dirigido a las administraciones para que agilicen los trámites de las ayudas y se planteen otras medidas "de ayudas directas" que serían "un pulmón de oxigeno en estos momentos tan complicados".

Acosafe recuerda también que muchos comercios se han esforzado para reinventarse a través de la venta on line. La asociación, de hecho, ha publicado una guía con numerosos establecimientos comerciales y de hostelería como medida de apoyo al sector. Dicha guía, precisa, está abierta a todo comercio que desee aparecer, que solo tiene que reenviar sus datos al correo electrónico oficina@acosafe.es.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios