Proyecto 'tengo una carta para ti'

Abuelos 'por carta' en Camposoto

  • Escolares de Camposoto se acercan a sus vecinos, los abuelos de Alzheimer

Abuelos 'por carta' en Camposoto Abuelos 'por carta' en Camposoto

Abuelos 'por carta' en Camposoto

Apenas unos metros separan al colegio Camposoto de la residencia de Alzheimer María Dolores Castañeda. Aunque, en realidad, la distancia que hay entre unos y otros es enorme: de varias décadas. Pertenecen a tiempos y mundos completamente distintos. Pero ese recorrido se ha conseguido recortar en las últimas semanas gracias a una experiencia que ha sido doblemente provechosa. A los mayores los ha convertido -como ayer se dijo cariñosamente- en "abuelitos postizos" de estos alumnos de cuarto de Primaria. Y a los niños les ha servido para acercarse a los mayores y, sobre todo, para tomar contacto con una enfermedad demasiado común: el Alzheimer.

El proyecto -explica Sonia Martín, terapeuta ocupacional del centro- ha consistido en algo muy sencillo: intercambiarse cartas de forma periódica entre niños y usuarios de la residencia y unidad de estancia diurna. De ahí su nombre: Tengo una carta para ti ¿Y de qué han hablado niños que se llevan casi siete décadas de diferencia con sus destinatarios? "Pues de todo", apunta. Desde cuestiones personales a experiencias vividas, de cómo era la infancia de antaño y cómo es la de hoy, los juegos de entonces, los de ahora...

Ayer, tras semanas carteándose, niños y mayores se conocieron personalmente

Que unos y otros, niños y mayores, han disfrutado sobradamente con este cruce de cartas era patente ayer en el salón de actos de la residencia, donde al fin los abuelos y los niños con los que han estado escribiéndose durante semanas se pudieron ver y conversar cara a cara durante un rato, además de hacerse fotografías en un navideño photocall que se había preparado para la ocasión. Por supuesto, y dada la cercanía de la Nochebuena, no faltaron los villancicos. Los mayores ejercitaron la memoria para recordar algunos de ellos. Y los niños, para ambientar la actividad, lucieron gorritos de Papá Noel.

"Ha sido una experiencia muy guay", resumía uno de los pequeños participantes al tomar la palabra. "Nos ha gustado muchísimo. Ha sido estupendo conocerlos". Tanto la presidenta de Afa Vitae, Mari Pepa Rodríguez Castañeda, como el director técnico del centro, Roberto Suárez, valoraron también la iniciativa llevada a cabo conjuntamente con el colegio, al que agradecieron su implicación. Por su parte, el director del CEIP Camposoto, Alfonso Fernández Candón, subrayó también lo enriquecedor que ha resultado este intercambio de experencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios