Puertas abiertas Cómo visitar la Base de Rota, el Instituto Hidrográfico y el Observatorio

PUERTO REAL

El Ayuntamiento y la UCA buscan emprendedores para las salinas

  • El 30 de abril se celebra una jornadas en el Centro San José sobre ‘Emprendimiento Azul y Economía en la marisma y el litoral’

Trabajos artesanales en la Salina 'La Esperanza' que gestiona la UCA

Trabajos artesanales en la Salina 'La Esperanza' que gestiona la UCA / DCA (Puerto Real)

A finales de este mes de abril se va a celebrar en el Centro Cultural San José una jornada sobre nuevos retos y oportunidades en “Emprendimiento azul y economía en la marisma y litoral en el siglo XXl”. El Ayuntamiento acoge esta iniciativa que parte de la Universidad de Cádiz, a través de sus Servicios Centrales de Investigación en Salinas, que dirige Alejandro Pérez Hurtado, quien ha presentado la actividad en Puerto Real junto al teniente de alcaldesa y vicepresidente del Impro, Manuel Izco.

Aunque la actividad está enfocada a todos los públicos, se orienta especialmente a jóvenes menores de 35 años, con la idea de fomentar negocios en el marco de las marismas, las salinas y los esteros. Y es que el objetivo es formar a personas emprendedoras para fomentar la economía azul y el emprendimiento verde, ofreciendo un espacio multifuncional para validar ideas de negocio, así como mostrar las oportunidades y potencialidades de los espacios litorales naturales.

“Desde el Ayuntamiento nos creemos el entorno de nuestro pueblo, y siempre hemos pensado que tenemos un tesoro: un recurso que ha sido nuestra seña de identidad y una fuente económica para muchas familias de la Villa desde hace más 500 años”, dijo Izco. No obstante, el edil andalucista sabe que en las últimas décadas se le dado la espalda, enfocando la economía hacia otros puntos más industriales y el abandono de las salinas ha sido evidente. “Ahora es momento de recuperarla, tanto desde el punto de vista medioambiental como económico y turístico, que nos puede dar muchas alegrías”.

El proyecto quiere incentiva el empleo recuperando la cultura y el territorio. “Ahora se puede encontrar una alternativa económica sostenible con los valores ambientales y culturales de la zona” explicó Alejandro Pérez. La marisma del entorno puertorrealeño goza de muchos valores económicos, que se apoyan en numerosos estudios de innovación de la UCA, que se están transfiriendo a los jóvenes. Se explotan no solo con la producción de sal de calidad (Flor de Sal) sino que también hay otros recursos como las algas, microalgas o la ostra rizada, además de las capacidades turísticas.

Por eso, el proyecto “Emprendimiento azul y economía en la marisma y litoral en el siglo XXl”, quiere aportar el marco más adecuado de formación teórico-práctica a los emprendedores para que puedan mejorar su cualificación y afrontar el reto de la economía azul con los recursos endógenos del territorio. Para ello, el programa de acciones previsto pivota sobre tres ámbitos principales: la realización de cursos de formación sobre la economía azul y los desafíos y oportunidades que los espacios naturales litorales ofrecen, el acompañamiento a futuros emprendedores para que puedan poner en marcha proyectos empresariales innovadores y sostenibles y la cesión de diferentes espacios en la Salina La Esperanza para la prueba experimental de los productos con los que validar la idea de negocio.

De este modo, el objetivo general de las acciones formativas es cualificar a nuevos emprendedores sobre las oportunidades innovadoras que ofrecen los espacios naturales costero-litorales, muy singularmente en la Bahía de Cádiz, para adaptarse al siglo XXI. En la cita del próximo 30 de abril se contará con la experiencia de emprendedores que ya trabajan en la zona y se intentará crear sinergias entre los asistentes. Este proyecto ha sido financiado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través del Programa ‘Empleaverde’.

La Universidad de Cádiz es la única universidad de Europa que tiene una concesión de salinas y esteros. El pasado mes de septiembre se inauguraron los Servicios Centrales de Investigación en Salinas-Salinas la Esperanza de la UCA. Se trata de un laboratorio natural, de 39 hectáreas, donde se realizan actividades investigadoras, educativas, turísticas, divulgativas y de emprendimiento en torno a la extracción de la sal y su ecosistema.

En ellos, se ofrece un área experimental, un laboratorio natural al aire libre, en el que poder desarrollar investigación aplicada para la conservación y mejora de la biodiversidad; experiencias piloto en restauración y recuperación ambiental de salinas artesanales y recuperación de la cultura salinera; desarrollo de líneas innovadoras en productos asociados de alta rentabilidad económica; cultivos de microalgas y de salicornia; mejora de la producción de sal artesanal de calidad y flor de sal; así como el desarrollo de programas de educación ambiental, turismo activo, divulgación científica y formación especializada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios