CORONAVIRUS CÁDIZ

El Hospital de Puerto Real se reorganiza ante el previsible aumento de ingresos

  • La Sala de Pediatría se destina ahora a Medicina Interna y los pacientes pediátricos compartirán espacio con Maternidad

  • Se endurecen, otra vez, los accesos de usuarios al Hospital, limitando los acompañamientos de familiares y aumentando el control en Consultas Externas

Hospital Universitario de Puerto Real Hospital Universitario de Puerto Real

Hospital Universitario de Puerto Real / Julio González (Puerto Real)

El Hospital Universitario de Puerto Real sigue reorganizándose para mejorar la atención a pacientes Covid y buscando nuevas alternativas dentro del espacio disponible. Este verano ya se reformaron y ampliaron las Urgencias para consolidar la asistencia diferenciada desde la misma entrada del paciente a través de dos triajes independientes.

El problema de falta de espacio se intenta ahora prevenir en las hospitalizaciones de pacientes agudos. Cuando comenzó la pandemia, una de las dos alas de la planta de Medicina Interna (Médica II) se destinó en exclusiva a pacientes Covid. La alta demanda que ha existido en determinados momentos de la pandemia, especialmente en la segunda ola y en el inicio de esta tercera, hizo necesario ampliar la Planta Covid usando el otro ala (Médica I) para atender también a pacientes infectados por coronavirus.

Esto ha hecho que los pacientes habituales (no Covid) de Medicina Interna se distribuyesen por otras Unidades del hospital durante el tiempo que la Medica I estaba ocupada por el virus.

Ahora, ante la previsión de que los ingresos aumenten, el hospital ha realizado cambios importantes y ha convertido la Sala de Pediatría en zona Medicina Interna. Allí, donde hay aproximadamente una veintena de camas, se atenderán a los pacientes de esta Unidad que estén libre de virus.

Lo pacientes pediátricos comparten espacio en la zona de Maternidad, también en el antiguo edificio, donde se han habilitado algunas habitaciones con especial aislamiento para los casos en los que existan embarazabas que vayan a dar a luz siendo positivas en Covid o a la espera de resultados.

CAMBIOS PARA EL ACCESO DE USUARIOS

Una vez más el Hospital Universitario ha vuelto a endurecer las medidas para controlar el acceso, con el objetivo de minimizar los contagios por Covid-19, y conseguir un ambiente de trabajo más seguro evitando el trasiego de usuarios por el hospital.

Las nuevas medidas establecen que en las zonas de Consultas Externas, Pruebas Diagnósticas y Hospital de Día, solo se permitirá el acceso de las personas con cita médica “por escrito”. En este caso, el usuario podrá demostrarlo presentado el documento, el mensaje de texto que haya recibido en su móvil  o una foto de la citación, por ejemplo.

Para ello se ha advertido al personal que cita a los pacientes, para que tengan en cuenta estas nuevas medidas, a quienes también se les ha informado de que habrá que mandar un documento (SMS o correo electrónico), en caso de que se produzca algún cambio de hora. Cada vez que un paciente es citado, este recibe un mensaje de texto con los datos de la cita.

Además, en la zona de Consultas Externas solo se permitirá acceder a la persona titular de la cita, que podrán tener un acompañante solo en el caso de que sea estrictamente necesario: menores de edad, personas dependientes o con alguna diversidad funcional que le impida hacerlo solo.

Otro aspecto importante es el referente a las hospitalizaciones. La nueva orden reduce a un solo familiar la acreditación para acompañar a un paciente enfermo, siempre y cuando éste este hospitalizado en una zona en la que esté permitida la presencia de familiares. Se descarta por tanto en la Unidad de Cuidados Intensivos o en la Planta Covid.

Así, el Hospital Universitario de Puerto Real limita de nuevo el acompañamiento a un solo familiar por cada paciente hospitalizado, que será la única persona autorizada a permanecer en el Hospital. El pase que este recibirá como “único familiar autorizado”, tendrá una duración de cinco días. Tras ese plazo se renovará a nombre de la misma persona o de otro familiar que dé el relevo. El objetivo no es otro que sea siempre la misma persona la que acompañe al enfermo y se eviten el trasiego de visitas.

Aunque en el centro tiene claro que podría haber tratamientos especiales que se valorarán de forma individual en casos de extrema gravedad o en las últimas horas de vida, se realizarán controles continuos con la colaboración del personal de seguridad.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios