🍨🍨 La Ibense de Sanlúcar no cierra

Coronavirus Cádiz

Los alumnos de dos años de 'El Cigarrón' deberán guardar cuarentena

  • El centro ha sido desinfectado este lunes tras detectarse el positivo en coronavirus de una alumna

  • Los pequeños que compartieron la misma clase se someterán a pruebas PCR

Una madre acudía al centro este lunes a llevar a una pequeña.

Una madre acudía al centro este lunes a llevar a una pequeña. / C.P. (Puerto Real)

La Escuela Infantil ‘El Cigarrón’, en Puerto Real, ha abierto este lunes sus puertas con dos aulas clausuradas después de que se conociese que una menor de dos años, alumna del centro, había dado positivo en coronavirus. A la pequeña se le realizó una prueba PCR tras presentar síntomas, por lo que se ha tenido que cerrar las dos aulas de infantil de dos años que existen en la escuela municipal, al considerarse estos espacios como su “grupo de convivencia”.

Además, todos los alumnos  de este curso, alrededor de una decena según la oferta de plazas del centro, deberán guardar aislamiento domiciliario (de catorce días en principio) así como los miembros del equipo de profesionales que mantuvieron contacto con la menor. Sin embargo, tal y como marcan los protocolos, solo los alumnos de una de estas dos aulas se someterán a las pruebas PCR para comprobar si hubo otros contagios, ya que son estos los contactos directos de la pequeña.

El centro, que hoy ha sido desinfectado por la empresa que lo gestiona, ha abierto sus puertas con relativa normalidad para los alumnos que no han tenido contacto con la menor contagiada, que son los de cero a dos años. Aunque el número de alumnos que han acudido a clase ha sido inferior al habitual, muchos padres dicen sentirse seguros por las medidas del centro y la información que les han dado en todo momento. Aclaran los padres que en la Escuela Infantil existe un protocolo muy estricto, que los alumnos están muy bien diferenciados en grupos burbujas y están “tranquilos” en este aspecto.

Otros padres consultados por este periódico explicaron que "los temores nunca se te van. Traemos a los niños y nos preguntamos si estamos haciendo bien. Aunque confiamos en el equipo de profesionales que los atienden, probablemente si no tuviésemos que trabajar se hubiesen quedado unos días en casa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios