Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

PUERTO REAL

Afemen celebra en Puerto Real el Día Mundial de la Salud Mental

  • Una de cada siete personas jóvenes, de entre 10 y 19 años, padece algún trastorno mental 

Celebración del Día de la Salud Mental en Puerto Real.

Celebración del Día de la Salud Mental en Puerto Real. / C.P. (Puerto Real)

Puerto Real se sumó este lunes a la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental, bajo el lema ‘Dale like a la salud mental. Por el derecho a crecer en bienestar’.  En la Plaza de Jesús, la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Afemen), instaló una mesa informativa, “para que los vecinos sepan que estamos aquí y que podemos ayudarles y asesorarles”, según explicó Auxi Martín, psicóloga de la Asociación. “También destacaron desde la entidad que este 10 de octubre es una jornada para romper los muchos estigmas que acompañan a las enfermedades mentales y que, en muchos casos, dificultan que aquellas personas que la padecen se acerquen a las entidades que les pueden ayudar.

Los miembros de la entidad recibieron la visita del concejal de Salud, Pedro Olmedo, y de la alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya, que puso en valor el trabajo de la entidad y recordó que “la pandemia, que muchos han olvidado ya, ha supuesto un agravamiento de en el estado de salud de muchas personas que padecían alguna patología mental y se ha iniciado en otras”.

La primera edil fue quien dio lectura al manifiesto acordado para esta jornada conmemorativa, que cumple 30 años, y que estuvo muy centrado en la infancia y la adolescencia. Y es que, según los datos que se han ofrecido en la propia mesa, 1 de cada 7 personas jóvenes, de entre 10 y 19 años, padece algún trastorno mental; la mitad de los problemas de salud mental aparecen antes de los 14 años; 1 de cada cuatro jóvenes declara haber tomado psicofármacos; y lo peor, 9 de cada 100 jóvenes experimentó ideas de suicidio continuamente o con mucha frecuencia.

Por ello, recalcaba el manifiesto que “tenemos que transformar los síntomas de la tristeza, del cansancio, de la apatía, o de la ansiedad, en emociones como la esperanza o la ilusión. Y para que la vida sea, ante todo, un lugar para vivir”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios