San Fernando

Las obras de la escuela de adultos comenzarán en unas semanas

  • La gobierno ya ha firmado el contrato con la adjudicataria, Construcciones A. Ramos

Imagen tomada este verano del antiguo Palacio de Justicia donde irá la escuela de adultos. Imagen tomada este verano del antiguo Palacio de Justicia donde irá la escuela de adultos.

Imagen tomada este verano del antiguo Palacio de Justicia donde irá la escuela de adultos. / román ríos

La empresa Construcciones y Promociones A. Ramos SL se encargará de la remodelación del edificio de los antiguos juzgados para convertirlo en la nueva Escuela de Adultos María Zambrano. El Ayuntamiento firmó el viernes el contrato, después de recibir toda la documentación necesaria para la formalización de esta adjudicación que permite que los trabajos puedan comenzar en unas semanas.

"Cumplimos una reivindicación histórica de alumnado y profesorado al unir en un mismo edificio las clases que hasta ahora se impartían en dos zonas alejadas, con una magnífica plaza que le da prestancia y además se convierte en un magnífico lugar para acoger actividades al aire libre y compartidas con la ciudadanía. La ubicación de un edificio con tanta actividad y con tanta afluencia de usuarios en este enclave contribuye también a la dinamización y a la generación de actividad económica y empleo", defiende la alcaldesa, Patricia Cavada. Las obras eran "muy esperadas" por la comunidad educativa para poder incrementar sus programas educativos en un centro avanzado que reunirá las mejores condiciones formativas. "Por eso, y aunque no era de obligado cumplimiento para adecuarse a la actual normativa, decidimos incluir la climatización", detalla.

El proyecto de rehabilitación parte de la premisa de ordenar los nuevos usos docentes en torno a un patio de nueva creación de proporciones cuadradas, en cuya traza estará la escalera principal y por el que entrará la luz natural filtrada cenitalmente a través de un gran lucernario situado en la cubierta. Esa planta inicial tendrá un nuevo orden espacial, "muy desdibujado en su anterior conformación", detalla el gobierno municipal. La reforma contempla crear espacios comunes más amplios, vestíbulos y galerías de distribución. Alrededor del patio estarán aulas, despachos y salas de reuniones que irán ocupando las tres crujías exteriores, "aprovechando de esta manera las mejores condiciones de iluminación y ventilación". Junto a la medianera, se situará el resto de las dependencias auxiliares, como los aseos, los cuartos de limpieza o los archivos, pero también el ascensor y una escalera de servicio, impuesta por la normativa contraincendios.

Se ha previsto la creación de aulas de Informática, Confección, Cocina, Multiusos, Sala Polivalente para la celebración de actos y actividades formativas, una zona para administración y espacios de trabajo entre el profesorado y el alumnado, además de un espacio para la asociación de alumnos Marzam.

La rehabilitación incluye el aspecto exterior del edificio, de manera que se restaurará la fachada para recuperar su espíritu original "de estilo internacional y ecos americanos", característica de los años setenta. Los trabajos en el exterior prevén la eliminación de barreras arquitectónicas, con la construcción de una rampa de acceso y la supresión de la actual escalera principal y del ascensor. La idea es configurar unos espacios de circulación con la amplitud necesaria para el acceso de todas las personas.

El presupuesto para este proyecto asciende a más de 669.500 euros. Desde el gobierno isleño se recuerda que la inversión recibió la máxima puntuación en los presupuestos participativos, que se incluyeron después en los presupuestos de 2016 y que fueron aprobados con el apoyo en su momento del grupo municipal de Ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios