Cultura

Vejer abre las puertas a su pasado histórico con un espacio museístico

  • Casa Palacio del Marqués de Tamarón acoge una exposición con piezas de varios miles de años

La consejera de Cultura contempla en compañía del alcalde y la delegada del gobierno andaluz, la olla Íbera, una de las grandes piezas expuestas en Vejer. La consejera de Cultura contempla en compañía del alcalde y la delegada del gobierno andaluz, la olla Íbera, una de las grandes piezas expuestas en Vejer.

La consejera de Cultura contempla en compañía del alcalde y la delegada del gobierno andaluz, la olla Íbera, una de las grandes piezas expuestas en Vejer. / Manuel Aragón Pina (Vejer)

El museo de Historia y Arqueología de Vejer, ya es una realidad”, con estas palabras finalizaba su intervención el alcalde de este municipio jandeño, José Ortiz, tras su alocución en el patio de entrada de la casa palacio del Marqués de Tamarón, donde más de un centenar de personas aguardaban para recorrer las 13 salas que componen este nuevo espacio museístico situado a las espaldas de la iglesia parroquial y en pleno casco histórico de la localidad.

Este edificio que fue casa palacio, cuartel de la Guardia Civil, centro de Formación Profesional, y Casa de la Cultura, entre otros muchos cometidos, se convierte en un referente de la historia de la localidad, como destacaron en sus intervenciones, el arqueólogo municipal, Juan Jesús Cantillo, la concejala de Cultura, Francisca Sánchez, el regidor vejeriego José Ortiz y la propia consejera de Cultura, Patricia del Pozo, que se ha estrenado en la provincia con esta inauguración, de la que ha dicho que “no podía haber tenido un estreno mejor en esta provincia, un ciudad milenaria, con un patrimonio artístico y arquitectónico de los mejores de Andalucía”.

En este acto, la consejera ha avanzado que las Hazas de Suerte de Vejer están a punto de conseguir la catalogación como Bien de Interés Cultural (BIC), se trata del paso previo a la declaración del Sorteo de las Hazas de Suerte de Vejer como patrimonio cultural inmaterial de la Unesco.

El acto culminó por un recorrido pormenorizado por las distintas salas que formarán parte de las exposiciones museográficas y de arqueología del municipio. Guiados por el arqueólogo, Juan Jesus Cantillo se fue explicando la distribución de las piezas arqueológicas con las que se cuenta, entre ellas un bivalvo de hace unos cinco millones de años que afirmaría que Vejer llegó a estar cubierto por el mar. También está una olla Íbera, que recoge una iconografía que recuerda las pinturas rupestres del Tajo de las Figuras de Benalup, y por la cual la consejera mostró mucho interés por conocerla.

La muestra recoge también un sarcófago que fue encontrado por Juan Manuel Crespo Morillo en Las Mesas de Algar en la década de los años 80 del siglo pasado y que donó al Ayuntamiento. Además se conoció de cerca la sala de restauración y el interesante trabajo que se lleva a cabo en ella, poniendo como ejemplo la restauración de una pila bautismal de mármol negro encontrada en el Convento San Francisco.

Una de las salas expositivas está dedicada a la pintora local, Julia Relinque donde se muestra parte de su obra donada por la familia a la Delegación Municipal de Cultura del Ayuntamiento. También se encuentran obras de los pintores locales del siglo XIX, como fueron José Morillo Ferrada y José García Chicano.

Este espacio cultural se ha estrenado con una exposición que es producto de un proyecto titulado ‘Cal. Cultura, Arquitectura y lugar’, que ha venido desarrollando la Fundación Arquitectura Contemporánea, que preside el arquitecto, Manuel Ángel González Fustegueras. El objetivo de esta exposición es transmitir el valor de la práctica de la Arquitectura Contemporánea a ámbitos rurales. El autor de estas fotografías es Fernando Alda, considerado uno de los diez mejores fotógrafos de Arquitectura a nivel mundial y que cuenta además con una dilatada actividad en fotografía artística de extremada sensibilidad.

La visita de ayer fue gratuita, empezándose a cobrar el acceso a partir de hoy sábado, al precio de 2,5 euros por persona. El horario establecido es de lunes a sábados de 10.00 a 14.00 horas por las mañanas y del 16.00 a 18.00 horas por las tardes, permaneciendo cerrados los domingos hasta que se implante el horario de verano.

Por otro lado, durante este mes de marzo permanecerá cerrado el museo municipal de tradiciones y costumbres, ubicado en el Convento de las Monjas Concepcionistas, que se someterá a un cambio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios