Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Una vergüenza para España

Es una vergüenza que la vicepresidenta segunda del Gobierno haga suyo el lema de los terroristas de Hamas

La vicepresidenta segunda del Gobierno de España ha dicho, flanqueada por la bandera española y la europea: “Hoy celebramos que España reconoce el estado palestino, pero no nos vamos a quedar ahí. Seguiremos presionando desde nuestra responsabilidad de gobierno para defender los derechos humanos y poner fin al genocidio del pueblo palestino. (…) Palestina será libre desde el río hasta el mar”. Desde la vicepresidencia del Gobierno de España, al hacer suyo este eslogan, se desea que el Estado de Israel sea aniquilado.

No le basta que se reconozca un Estado palestino, en lo que se puede estar o no de acuerdo porque en este momento supone un triunfo de los terroristas que fueron los agresores. Así lo demuestra su agradecimiento al Gobierno español: “Aplaudimos el anuncio de Noruega, Irlanda y España de reconocer al Estado de Palestina y consideramos que es un paso importante en el camino para materializar nuestro derecho sobre nuestra tierra y establecer nuestro Estado palestino independiente, con Jerusalén como capital”. Para vergüenza de quien la tenga, es la segunda vez que los terroristas felicitan al Gobierno de Sánchez. Lo hicieron en noviembre, un mes después de la matanza del 7 de octubre, agradeciéndole su “postura clara y audaz” y la posibilidad –ahora consumada– de que “su país reconozca unilateralmente el Estado palestino, si la UE no da este paso”.

No le basta la creación de un Estado palestino que conviva en paz con el de Israel. El gran Amos Oz, fundador del movimiento israelí por la paz, dijo en 2017: “No hay otra solución porque los palestinos no se van a ir, no tienen adónde. Los judíos israelíes tampoco nos vamos a ningún lugar, no tenemos adónde. No podemos ser una gran y alegre familia porque no somos una familia. Somos dos familias muy infelices. Debemos dividir la casa en dos apartamentos más pequeños. No hay otra opción”. Añadiendo: “Cuantas más víctimas israelíes haya, mejor para Hamás. Y cuantas más víctimas palestinas haya, también será mejor para Hamás”. Fallecido en 2018, de vivir habría visto como se cumplían sus palabras. Él también escribió: “En el mundo, todas las paredes estaban cubiertas de la frase difamatoria: Judío, vete a Palestina. Y nos fuimos a Palestina. Ahora el mundo nos grita: Judío, sal de Palestina”. Es lo que, asumiendo el lema de Hamás, ha deseado la vicepresidenta del Gobierno de España. ¡Qué vergüenza!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios