Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Modelo de ciudad

El modelo debería ser una ciudad inclusiva donde nadie pase penurias, todos tengan acceso a una casa y a un empleo

Los 90 fueron demoledores: se arrastraba la crisis del sector naval, los centros universitarios empezaron a marcharse de la ciudad , CASA se fue a Puerto Real, se inició el declive de Tabacalera-Altadis, cerró el Mora (gran cuplé de Los Príncipes encantados), afortunadamente no fueron capaces de poner el Palacio de Congresos en Santa Bárbara ni de hacer un barrio de clases altas en los terrenos ociosos de astilleros, nos dijeron que en el 92 iba a llegar el AVE a Cádiz , parecía el fin del mundo. Encima teníamos un alcalde pusilánime incapaz de enfrentarse a su partido o de alzar la voz para defender la ciudad, “los huevecitos se te van a caer”. En ese ambiente se puso en marcha Cádiz 2000, una tormenta de ideas que definió el modelo de ciudad por acumulación: ciudad comercial, industrial, universitaria, de servicios y no sé cuántas cosas más, una manera como otra cualquiera de no tener modelo. Ese clima trajo la llegada de Teófila, que no se puso a discutir si son galgos o podencos, simplemente hizo trabajar a todos: soterramiento, nuevo puente, tratamiento presupuestario especial, Bicentenario. No obedecía a ningún modelo, pero la hiperactividad consiguió cosas. El exceso de propaganda, esos 10 millones anuales gastados por Jorge Moreno y sus muchachos/as terminaron por estragar a los gaditanos que le quitaron el poder al PP. Llegaron los muchachos del Kichi, a cambiarlo todo, y lo único que hicieron fue ponerse ellos y una pléyade de asesores a cobrar del erario, cuando dijeron que iban a volver por el Puente los que se fueron (¿alguien recuerda a Pakito?), fue mentira. Cortaron el grifo de la propaganda, pero allí no había nadie con una idea global de qué quería hacer con la ciudad, con la excepción de Martín Vila, que tenía su proyecto en la cabeza solo que lo hacía como podía, con el ritmo pausado que le caracteriza. Hasta que la gente se cansó y llegó Bruno, que el otro día confundió objetivo y modelo. Dijo que su modelo de ciudad era evitar que la ciudad bajara de los 100 mil habitantes con empleo y vivienda, parece que el alcalde ha descubierto la rueda. El modelo debería ser una ciudad inclusiva donde nadie pase penurias porque los atienden los servicios sociales, donde todo el mundo tenga acceso a una vivienda , desde los más humildes hasta las clases altas, una ciudad donde los jóvenes no se tengan que ir porque hay empleo, un Cádiz con predominio del peatón, del ciclista y del transporte público, con zonas verdes y árboles frondosos. En resumen, una ciudad moderna respetuosa con el medio ambiente. Así no bajaría la población , pero me temo que a Bruno le pasa que no tiene modelo, va a salto de mata, a quedar bien con todo el mundo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios