Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

La Justicia se queda huérfana

El PP tendría que confiar en la Justicia en el caso Koldo en lugar de contribuir a su descrédito con las comisiones

La mejor tinta del calamar se cocina en La Moncloa. La maquinaria de propaganda sanchista siempre gana a la del PP. Da igual que el caso del tal Koldo señale a medio Ejecutivo tras su detención por corrupción. O que las mordidas estén ligadas a la compra de mascarillas en plena pandemia. O que haya 19 personas detenidas junto al chófer al que Sánchez calificó de militante “ejemplar”. Los artistas del enredo siempre encuentran una vía de escape, aunque sea con una escandalosa ópera bufa. Para hacer el máximo ruido posible, ahora amenazan con fiscalizar todos los contratos que se firmaron en pandemia por parte de todas las administraciones. Como el chiquillo al que pillan copiando y que no encuentra otra defensa que airear los trapos sucios de toda la clase.

Hemos pasado de ser un país de oportunidades a un país de oportunistas. Con un ex ministro en el gallinero por un caso que huele a podrido y con el primer escándalo por corrupción que salpica de lleno su gestión, los socialistas desviaron la atención con Ayuso y el PP mordió el anzuelo, al caer en la trampa de las comisiones de investigación. ¿De qué sirven? Tendría que confiar en la Justicia, que se ha quedado huérfana, y no contribuir a su descrédito alimentando la falacia de que los jueces no saben hacer su trabajo. Si de verdad piensan que la Justicia son ellos, nuestros políticos están más ciegos de lo que parece. El yo político en estado puro, que diría Umbral. Con cada partido impulsando una investigación, la sensación es que estamos ante un biscotto a la española de campeonato porque nadie quiere llegar hasta el final. Los socialistas pretenden convencer al personal de que todos los políticos son iguales, pero por fortuna no lo son. Ya veremos qué dicen los jueces si les dejan, al final. Pero como su objetivo en realidad es ganar tiempo, el PSOE y sus socios han pactado 134 comparecientes. Han incluido hasta treinta populares, con Juanma Moreno entre ellos. Y no han llamado a una ex concejal del PP, que al parecer robó una chocolatina en un súper al salir del instituto de milagro, porque las imágenes son borrosas. Si existiera un tipo como Koldo en el PP, ya está tardando el PSOE en denunciarlo. Y si los contratos que se firmaron por urgencia en la pandemia fueran irregulares, tendría que ponerlos en manos de la Fiscalía cuanto antes. El PP ha citado a otras 56 personas y asegura en los mentideros que llamará a última hora a Sánchez y a su esposa. No dará tiempo a oír a todos antes de que finalice la legislatura. Mañana comparece Koldo con el foco puesto en las elecciones vascas. No es casualidad. Lo que es capaz de contar sólo lo sabe él. Hasta PP y PSOE califican este circo de paripé. El personal en cualquier caso tiene claro a qué se dedicó con sus amigos. Lo lamentable es que parezca que el resultado está amañado antes de empezar el show.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios