Análisis

Jose Antonio Vera Luque

Lo que queda, lo que quedaba

Lo mismo que nadie sabe adonde han ido las canciones que John Lennon hubiera escrito, musicado e interpretado en los ochenta o en los noventa, si aquel loco no le hubiera disparado en la puerta del Dakota. Lo mismo que nadie sabe por donde andan ahora mismo los poemas que Lorca hubiera compuesto tras la Guerra Civil, si el franquismo no le hubiera tiroteado y escondido. Lo mismo que por mucho que buscamos, no encontramos las jugadas que hubiera trenzado aquel Manchester United liderado por Duncan Edwards si no se hubiera dejado a medio equipo en una pista de aterrizaje helada en Munich. Lo mismo que desconocemos cuantos besos hubiera robado James Dean, cuantos papelones hubiera bordado ya puretón en la gran pantalla, si no se hubiera estrellado con su Porsche “flaman”. Lo mismo que nos quedamos sin escuchar los quejíos de Camarón con la templanza (más) que le hubieran dado los años. Lo mismo que la quinta del 75 hubiéramos volado a donde fuera por tal de ver conciertos de Queen, si Freddy no hubiera coqueteado con el maldito bicho que hoy ya no muerde como antes. Así andamos hoy la gente del Carnaval. Los que salimos y los que no. Los que escribimos y los que nos escuchan. Los que escuchamos y los que escriben. Los de Cádiz y los de fuera. Todos. Porque cuando un genio se va, se va también lo que el genio crea. Quedan ahí inmortales himnos de barbacoas, de reuniones, de momentos. Quedan fallas veinteañeros, y la banda sonora de los despertares a la vida de un par de generaciones. Sintonías de botellones. Frases tatuadas. Grafittis en piel. Hilos musicales de autobuses. Alegorías fálicas perfectas para el momento golfo de la noche, y pedidas de mano para media hora más tarde. Quedan credos que se rezan y cantan en masa. Queda la alternativa hippie al “Andaluces levantaos”. El legado es divino. Lo malo es las cosas que quedaban aún. Que estarán donde las canciones de Lennon y los quejíos de Camarón. Nos ha dejado sin eso. Las cosas de los genios.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios