DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Visitando una exposición hace unos días me encontré de pronto con la frase, "Por favor, lea poesía". Confieso que esas palabras me sorprendieron bastante. Lo primero que se me vino a la cabeza fue que la poesía estaba en peligro y pedía ser ayudada. Si así fuera, ojalá llegue pronto esa ayuda en forma de más lectores, más importancia en la educación, más publicaciones, más compradores y más presencia en programas culturales.

Reflexionando, sin embargo, más tarde, pensé que esa invitación podría también entenderse como dirigida a los lectores. Porque, estoy convencido de ello, necesitamos leer poesía para abrir horizontes en nuestras vidas, para comprendernos mejor y para comprender el mundo que habitamos.

Ante el frenesí de todos los días he recordado muchas veces a José María Valverde que, en su Oración por nosotros los poetas, escribía: "En nosotros descansa la prisa de los hombres". Bello y cierto. Necesitamos personas y experiencias que nos ayuden a reconocernos a nosotros mismos, y los poetas, de los que Víctor Hugo decía nada menos que, "Un poeta es un mundo encerrado en un hombre", con su sabiduría, pueden ayudarnos.

Leamos, entonces, más poesía. Y disfrutémosla. La que nos guste más porque hay muchos estilos. La que nos hable más. La que entendamos mejor. La que más encienda nuestro corazón. Y atrevámonos, todavía, a dar otro paso: ¿por qué no escribir poesía nosotros mismos? Hay dos clases de jóvenes, se decía hace años, los normales y los que nunca han escrito una poesía. ¿Sigue siendo así? Existían antes locales donde jóvenes llenos de nervios e inexperiencia íbamos a escuchar poesías y a leer, cuando nos atrevíamos, las nuestras. ¿Continúan existiendo esos 'Clubs de los poetas vivos'? Si no, pido que se creen de nuevo en colegios y centros culturales porque la poesía sana; la poesía anima a soñar con los ojos abiertos; la poesía invita a la vida. Y de todo ello, de sanación, de sueños activos y de vida, andamos muy necesitados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios