Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

La ruleta de la suerte es de esos hábitos diarios casi silenciosos que funcionan con la regularidad de la costumbre de espectadores de todas las edades, especialmente los mayores. Es el típico pasatiempo engrasado, que no necesita de más complicaciones y con sus ingredientes casi inamovibles. Su presentador, Jorge Fernández, su grácil azafata, Laura Moure, la banda, el púbico con sus correos dirigidas. Todo archisabido y conocido. Y precisamente ahí radica el encanto de convertirse en tradición en el almuerzo, en la sobremesa o mientras se prepara la comida, según, para centenares de miles de hogares españoles. Suena la sintonía de La ruleta y es como sentirnos en casa.

Es el ejemplo de una de las grandes fortalezas de la TV generalista en abierto. Antena 3 asienta su liderazgo sólido por contenidos así que son costumbres, que están en bulbo raquídeo de la vida diaria de muchos españoles de a pie. Se puede ver entero, a cachos o sólo el enigma final a la espera de la otra sacrosanta cita de las noticias de las tres. Por cierto, qué manía tienen los concursantes de optar por la vocal “e” en lugar de la vocal “a”. Muchos premios se han quedado por el camino por esa reciente manía contra la letra que abre el abecedario.

En fin, La ruleta permanece ahí, como un elemento más del comedor de las casas y en estos días ha celebrado el 18º aniversario del formato en su actual etapa en Antena 3. Todo un acontecimiento poco visible en el resto de la programación pero muy señalado para esos espectadores que comen entre las rodajas de este queso de cifras que es la banda sonora (y chillona) de los menús del día de las carreteras. En ese 18º aniversario se ha utilizado una mecánica especial por la que ha habido programas clasificatorios para un gran final, con bote y premios más elevados de los habitual en este formato que para su hora de emisión es mucho más generoso que la media de los concursos diarios. La ruleta es la televisión de siempre, sencilla y capaz de formar parte de la epidermis social.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios