Sucesos La Policía investiga si tiraron al mar al hombre rescatado de madrugada en Cádiz

“Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol, Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión”.

Después de darme cuenta que llevo diciendo este refrán mal toda la vida, creyendo que se refería al día de la Asunción en vez de al de la Ascensión, vengo a recordar que hoy celebramos la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Yo dejo atrás el que este año tampoco tendremos al Santísimo por nuestras calles, yo pienso ya en el futuro, en el que obviamente se debe ir trabajando.

Parto de mi percepción de creer, que para el ciudadano portuense, puede ser la procesión mas prescindible de asistir ya que si no sale el familiar que este año realizó la Primera Comunión, poco motivo encuentra, para venirse de la playa a media tarde o para dejar el sofá y el aire acondicionado que tanto apetece antes de la primera jornada laborable de la semana.

No me crucifiquéis todavía, que sé de lo que hablo y he notado como en años en los que ha sido más atractivo el día del Corpus, hemos disfrutado de mucha más afluencia de público por las calles de la ciudad.Hemos vivido años en los que los altares se fomentaban que estuviesen montados desde el sábado, convirtiéndose la tarde de este día en una tarde de paseo por los mismos. Hemos vivido otros, en los que algunas hermandades han aportado pasos procesionales con sus respectivos traslados de ida y vuelta.

Luego, dichos pasos figuraban como altares al paso de la Custodia, cosa que siempre me chocó y nunca entendí que dichos pasos no formasen parte del cortejo del Corpus, incluso tratándose de grandes devociones como la Virgen del Carmen Marinera del Espíritu Santo.

El año que viene se cumplen veinticinco años del nombramiento como Sacramental de la Hermandad de los Afligidos y no sería mala ocasión para celebrar un Corpus de los grandes, con todo su esplendor.

Sería buena ocasión para que Consejo, Hermandades y Ayuntamiento trabajasen de la mano, en beneficio de una de nuestras fiestas religiosas que con el tiempo más deterioro ha tenido.

La solución no pasa solo por adornar la ciudad, pasa también por hacer el cortejo previo a la Custodia, más atractivo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios