Contrasentido

18 de mayo 2024 - 06:00

Si usted pasó la vida entre el cumplimiento laboral y el “lleva y trae” de hijos para que pudieran desarrollar sus otras actividades, encontrará, al llegar la soñada jubilación, que tiene que decidir qué hacer con el resto de su vida.

Las estadísticas confirman que demasiadas personas de todas las edades viven solas. Sobre todo los mayores que emplearon la vida cuidando de los suyos y que, pasado el tiempo, se lamentan porque no tienen o no saben qué hacer. Y es que el idealizado tiempo libre no puede volverse en contra nuestra y que, después de tanto esperar, resulte que, si vivir estresados fue una mala forma de vivir, peor resulte hacerlo con los días vacíos y carentes de ilusiones.

Y surgen un sinfín de opciones: Viajar hasta gastar suelas, leer todo lo que tenía pendiente, pasear sin prisas, o buscar Escuelas de Adultos donde repasar lo aprendido.

Puede elegir: aburrirse sin excusas porque nunca lo pudo hacer, o hartarse de televisión. Cuando vea en directo, a todas horas y cada día cómo está el mundo, tal vez cambie el rumbo completamente y decida ofrecer un poco de ese tiempo libre para trabajar por aquello que sugería Baden Powell: ”Dejemos al mundo mejor de cómo lo hemos encontrado”. Al mundo y a cuantos vivimos en él, jubilados o no, es preciso mejorarlo sembrando árboles, o trabajando sin lucro, para alguna ONG o asociación de confianza que luche con entusiasmo por erradicar el hambre, por la paz o por la integración social.

En esta línea, la Asociación Voces Lectoras ofrece también, para todas esas personas que viven solas o que no puedan salir de sus casas, la actividad: 'Voces por teléfono'. Alguien les leerá en directo durante una hora semanal que deberá acordarse con antelación.

Cuando hoy leía la prensa, me he encontrado en este Diario un anuncio que me pareció esperanzador de una tienda de Cádiz: “Podéis entrar solo a charlar”.

La soledad crece demasiado. Utilizar el tiempo libre para aislarnos de los demás es un contrasentido. Integremos en actividades a los que están solos.

Somos más felices compartiendo la vida con actividades que nos ilusionen.

También te puede interesar