DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Lo malo de estar confinado es. Y lo bueno, lo bueno. Un arcoiris perfecto, mullido, silencioso, ¿lo viste? Te fijas en las cifras de destrucción de empleo. De pronto, esos delfines haciendo ballet en el muelle de Cádiz. Cuál es el número de fallecidos que dan los periódicos hoy. Las enfermeras exhaustas. Cuando abro la ventana por la mañana, imagino que estoy en el monte, me dan los buenos días los pájaros. Miro cada día los gráficos lineales y logarítmicos, con las curvas de toda esta colgaera. No me concentro para leer. Pero hemos rodado seis películas en casa con nivel técnico cazador-recolector. A veces me adentro en el oscuro mundo de la prensa pocilga y veo titulares escritos con esputo. Que me hacen reír. Y llorar. Se me saltaron las lágrimas aplaudiendo a mis compas que trabajan en los hospitales y que se sienten fatal con dignidad y vocación. Y de paso aplaudo, en voz baja, a las cajeras, a mis tenderos y a los periodistas que, en su precariedad laboral, ahí están, joder. La solidaridad de la gente. Los malditos chivatos de balcón. Sentirte amenazado y vigilado cuando sales a por el pan. Los niños obligados a aprender qué carajo es el estoicismo con clases prácticas. La creatividad del undécimo arte, el de los memes y videos y audios chistosos, que dan puntos para seguir viviendo con sensación de vivir. La desesperación de la gente despedida, ertizada, arruinada y a ver cómo salimos de esta. Mujeres fabricando mascarillas caseras para. Qué bonito sería que. Qué mierda está haciendo el gobierno con. Lo suyo es que. Si es que ya dije que. Comemos todos juntos en familia, la tele apagada. Hay gente que está sola, muy muy sola. Las videollamadas salvan a mucha gente. Odio videollamar. Qué felices deben estar los traficantes de ludopatía. Renovarán el materialismo inútil y el humano seguirá hipotecándose. Qué fácil ha sido encerrar a toda la población y quitarles los derechos de un plumazo entintado. Estamos ante una oportunidad única de evolucionar como especie. Un día más. Un día menos. Déjame respirar.

conexioncastillito.wordpress.com

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios