🍨🍨 La Ibense de Sanlúcar no cierra

Cultura

"La plataforma del supuesto templo de Melkart bajo el agua no existe, ha sido un error del software"

  • El cartógrafo Kiko Sánchez Díaz ha comprobado junto a compañeros de la Universidad de Cádiz y de Córdoba que la tecnología Lidar en el agua ha fallado

  • El propio IGN le ha confirmado que se trata de un fallo del sistema

El sistema lidar ofrece información de una plataforma sobre el nivel del mar, por lo que no existe

El sistema lidar ofrece información de una plataforma sobre el nivel del mar, por lo que no existe

Los datos que han difundido la Universidad de Sevilla y el CAS del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico sobre una gran estructura portuaria bajo el agua que presumiblemente podría ser el Templo de Melkart “no son reales”. Concretamente, la tecnología Lidar que se utilizó con información procedente del Instituto Geográfico Nacional (IGN) para generar esta noticia “muestra una plataforma de 150 por 200 metros a 63 centímetros sobre el agua, y no bajo el agua, por lo que no existe”.  

Vista aérea en 3D del Caño de Sancti Petri Vista aérea en 3D del Caño de Sancti Petri

Vista aérea en 3D del Caño de Sancti Petri

Así lo confirma Kiko Sánchez Díaz, cartógrafo que trabaja en la Junta de Andalucía, doctorando en Prehistoria de la Universidad de Sevilla precisamente con una tesis sobre el uso del Lidar en arqueología y durante varios años trabajador del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (que ha respaldado esta investigación de la USE).

Para que lo entendamos, Sánchez explica que “Lidar es un sistema láser aéreo que manda pulsos de luz y mide el rebote en el terreno y, de este modo, la altura en los sitios, sacando un mapa automático de España”. Lo que ocurre, puntualiza, es que “el software da error en algunas situaciones, por ejemplo si hay agua, y es lo que ha ocurrido aquí, que no se ha filtrado esta información”. De este modo, señala, “se ha producido una interpolación del modelo digital porque el Lidar no sirve para el agua”. Es decir, “el software de interpolación ha generado un artefacto por falta de datos de entrada, pero allí no hay nada”.

Según este cartógrafo, "la Junta de Andalucía ha hecho un nuevo vuelo de la zona de Sancti Petri en 2020, del que me han facilitado los ficheros Lidar y tras procesarlo he obtenido nuevas imágenes más actualizadas del sitio que muestran que la estructura que aparecía en 2015, ahora ha desaparecido".

Explica con una nueva imagen digital del terreno que ha facilitado y que ilustra esta información que lo que aparece en color azul está en cota cero; en rojo hasta un metro sobre el nivel del mar, mientras que la verde está entre cero y uno, por lo que, definitivamente, "la plataforma está sobre el agua y no existe, pues allí no se ve nada".

Comprobarlo es fácil, asegura, tal y como han hecho tras el supuesto hallazgo varios expertos de la Universidad de Cádiz, de la Universidad de Córdoba y de la Universidad de Sevilla, a la que pertenece él mismo, al igual que los investigadores de Melkart. “Es cuestión de descargarse el fichero de datos del Instituto Geográfico Nacional, que son públicos”. Asimismo, también ha contactado con dirección del propio Instituto Geográfico Nacional, “desde donde me han confirmado que estamos en lo cierto y que estos datos no valen, que son erróneos, y así se lo han hecho saber a los propios investigadores”.

Respecto a la difusión de una información que era sencilla de contrastar, añade que “los propios compañeros podrían haber venido al departamento de Geografía en la misma Universidad de Sevilla y le habríamos confirmado que no estaban en lo cierto”. Por este motivo supone que el lanzamiento de la noticia ha respondido más “a una cuestión política que científica, pues se han saltado varios pasos”.

La hipótesis presentada

La hipótesis del hallazgo presentada hace varias semanas en el CAS habla de un edificio de 150 metros de ancho por más de 300 metros de largo que aparece a modo de gran estructura portuaria central con amarraderos, a unos 3 o 5 metros de profundidad. Al sur de esta estructura también ubicaron varias cimentaciones, un puerto interior en forma de dársena cerrada, varios espigones y se ha documentado una zona de villa doméstica relacionada.

Todo este conjunto, dijeron entonces, tendría que ser constatado con prospecciones geofísicas en la zona del Caño de Sancti Petri, que son las que definitivamente determinarían si se trata del templo sagrado de la antigüedad más anhelado en la Bahía de Cádiz.
La cuestión es que si, tal y como señala la nueva interpretación de estos datos con tecnología Lidar por estos expertos de varias universidades andaluzas y sobre la que todavía no se ha pronunciado la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la investigación seguirá este mismo curso o tomará otro distinto para localizar el mítico templo de Melkart.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios